Noticias

Los niveles bajos de vitamina D podrían aumentar el riesgo de ataque al corazón

octubre 3, 2012

Según un nuevo estudio realizado en Dinamarca, las bajas concentraciones de vitamina D parecen estar relacionadas con un riesgo considerablemente mayor de ataque al corazón y de muerte prematura.

A fin de investigar el posible vínculo entre los niveles de vitamina D y la incidencia de las enfermedades car-díacas y la mortalidad, los investigadores midieron las concentraciones de 25-hidroxivitamina D – 25(OH)D – en muestras de sangre de 10.170 hombres y mujeres y documentaron durante una media de 29 años los casos de enfermedades cardíacas y de muerte prematura (1). Por otro lado, se llevó a cabo un metaanálisis que incluía 18 estudios en los que se investigaba el riesgo de cardiopatía isquémica y 17 estudios centrados en la vitamina D y la muerte prematura. Los resultados del estudio mostraron que los bajos niveles de vita-mina D (menos de 15 nanomoles de vitamina por litro de sangre) en comparación con los niveles adecuados (más de 50 nanomoles/litro) se relacionaron con un 40% más de riesgo de cardiopatía isquémica, un 64% más de riesgo de ataque al corazón, un 57% más de riesgo de muerte prematura y un 81% más de riesgo de muerte por enfermedad cardíaca. El metaanálisis mostró que el riesgo de cardiopatía isquémica y de muerte prematura aumentó un 39% y un 46% respectivamente para los niveles bajos en relación con los niveles altos de 25(OH)D.

Los investigadores comentaron que los hallazgos de este estudio poblacional no permiten afirmar nada definitivo sobre una posible relación causal. Sin embargo, los resultados apuntan a una considerable correlación estadística entre los bajos niveles de vitamina D y el alto riesgo de enfermedad cardíaca y de muerte prematura. Una explicación podría ser que los bajos niveles de vitamina D producen directamente enfermedades cardíacas y causan la muerte, o que la deficiencia de vitamina D es un marcador de mala salud general. Los resultados de varios estudios poblacionales anteriores ya han apuntado a que las bajas concentraciones de vitamina D en sangre podrían estar relacionadas con un mayor riesgo de cardiopatía isquémica, mientras que otros estudios han demostrado que la deficiencia de vitamina D podría aumentar la presión sanguínea.

referencias

  1. Brøndum-Jacobsen, P. et al. 25-Hydroxyvitamin D Levels and Risk of Ischemic Heart Disease, Myocardial Infarction, and Early Death: Population-Based Study and Meta-Analyses of 18 and 17 Studies. Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology. Published online September 2012.