Noticias

Los suplementos de aceite de pescado podrían aumentar los efectos del entrenamiento de fuerza en mujeres mayores

febrero 24, 2012

Según sugiere un estudio realizado en Brasil, la inclusión de suplementos de aceites de pescado en el entrenamiento de fuerza podría ayudar a mejorar la fuerza muscular y la capacidad funcional.

Para investigar el efecto de la suplementación con aceite de pescado y el entrenamiento de fuerza sobre el sistema neuromuscular (fuerza muscular y capacidad funcional), se asignó aleatoriamente a 45 mujeres mayores (con una edad media de 64 años) a participar en un programa de entrenamiento de fuerza durante 90 días, al mismo programa de ejercicios en combinación con 2 gramos diarios de suplementos de aceite de pescado (incluyendo 360 mg de ácido eicosapentaenoico y 240 mg de ácido docosahexaenoico) durante 90 días o a un grupo que recibió suplementos de aceite de pescado 60 días antes de comenzar un programa de ejercicios de 90 días (1). Los resultados del estudio mostraron que las participantes que tomaron aceite de pescado presentaron una mejora notable de la fuerza muscular con respecto a aquellas que solo realizaron ejercicio. Sin embargo, no se observaron diferencias significativas en la fuerza muscular entre las participantes que tomaron suplementos durante tres meses y las que los tomaron durante cinco meses.

Los investigadores concluyeron que el entrenamiento de fuerza aumenta la fuerza muscular en las mujeres mayores y que la inclusión de suplementos de aceite de pescado podría contribuir a mejorar la fuerza muscular y la capacidad funcional. No obstante, sería necesario confirmar estos resultados en estudios más amplios.

La fuerza muscular y la capacidad funcional generalmente disminuyen con la edad en las poblaciones mayores, aunque este efecto se puede revertir, atenuar, o ambas cosas por medio del entrenamiento de fuerza. Se ha demostrado que el aceite de pescado, que es rico en ácidos grasos omega-3, desempeña un papel importante en la membrana plasmática y la función celular de los músculos (2). Por lo tanto, dado que los suplementos de aceite de pescado mejoran tanto la contractibilidad del músculo cardiaco como la velocidad de conducción de los nervios, los científicos han planteado la hipótesis de que podrían potenciar los efectos del entrenamiento de fuerza en los músculos esqueléticos (3).

referencias

  1. Rodacki C. L. N. et al. Fish-oil supplementation enhances the effects of strength training in elderly women. Am J Clin Nutr. 2012; 95:428–436.
  2. Johnson E. J. et al. Cognitive findings of an exploratory trial of docosahexaenoic acid and lutein supplementation in older women. Nutr Neurosci. 2008; 11:75–83.
  3. Egert S. and Stehle P. Impact of n23 fat acids on endothelial function: results from human interventions studies. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2011; 14:121–131.