Noticias

Los suplementos de vitamina C y E podrían fortalecer el sistema de defensa antioxidante durante la práctica de ejercicio

octubre 29, 2010

De acuerdo con un estudio realizado en Turquía, las vitaminas C y E podrían mejorar el estrés oxidativo provocado por el ejercicio exhaustivo y sus efectos nocivos sobre los eritrocitos.

En el ensayo aleatorizado se dividió aleatoriamente en dos grupos a 14 jugadores de baloncesto a los que se sometió durante 35 días a un entrenamiento exhaustivo. El primer grupo recibió una combinación de vitamina E (150 mg/día) y vitamina C (500 mg/día) y el segundo recibió un placebo (1). Al principio y al final del estudio se tomaron muestras de sangre para medir las concentraciones de vitaminas y los niveles de peroxidación lipídica en plasma, así como los eritrocitos indicadores de la actividad de especies reactivas de oxígeno (ROS por sus siglas en inglés). Los resultados indicaron que los niveles de ROS en plasma y los glóbulos rojos (eritrocitos) fueron significativamente inferiores en el grupo tratado con vitaminas E y C en comparación con el grupo de placebo. Por su parte, los niveles plasmáticos de vitamina C y E fueron superiores en el grupo que recibió los suplementos.

Referencias:Los investigadores concluyeron que los deportistas sometidos a un ejercicio exhaustivo están expuestos a una mayor peroxidación lipídica en la sangre que causa daños en los eritrocitos. La ingesta de vitaminas antioxidantes ha demostrado reducir el daño oxidativo inducido por el ejercicio exhaustivo y podría ser útil en la prevención del estrés oxidativo durante la práctica de ejercicio.

Referencias:El estrés oxidativo se caracteriza por una alta concentración de radicales libres causantes, entre otros, de la degradación de lípidos en las membranas celulares (peroxidación lipídica), lo cual puede dar lugar a daños en las células (p. ej., los eritrocitos). El estrés oxidativo inducido por el ejercicio ha sido objeto de una atención considerable en los últimos años. El modo, la intensidad y la duración del ejercicio, así como la población sometida a estudio, pueden afectar al grado de oxidación. La generación de ROS en respuesta a una práctica intensa de ejercicio puede ocurrir a través de varias vías como, por ejemplo, el aumento de la respiración mitocondrial en los músculos. La desactivación de las ROS se puede llevar a cabo mediante vitaminas antioxidantes. Se cree que las vitaminas E y C son agentes muy importantes en la protección contra el estrés oxidativo. Además de neutralizar los radicales libres, la vitamina C también transforma la vitamina E en su forma activa. Las propiedades de la vitamina C son igualmente importantes en la absorción del hierro en los alimentos, necesario para la formación de hemoglobina en los eritrocitos.

referencias

  1. Naziroglu M. et al. Oral vitamin C and E combination modulates blood lipid peroxidation and antioxidant vitamin levels in maximal exercising basketball players. Cell Biochem Funct. 2010; 28:300–305.