Noticias

Los suplementos podrían ayudar a reducir los costes sanitarios en los hospitales

septiembre 13, 2013

Según un reciente estudio realizado en Estados Unidos, la suplementación oral puede reducir la duración de la hospitalización y los costes relacionados de pacientes con deficiencias nutricionales.

En el estudio observacional retrospectivo, se comparó el tiempo de hospitalización, el coste del tratamiento y la probabilidad de readmisión en el hospital antes de 30 días entre pacientes con deficiencias nutricionales que recibieron suplementos orales y no orales (un total de 1,160.088 casos) o no recibieron suplementos (1). Los resultados del estudio mostraron que los pacientes que recibieron suplementos nutricionales por vía oral estuvieron hospitalizados un promedio de 2,3 días menos (8,6 días comparados con la media de 10,9 = - 21%), tuvieron un menor coste medio por episodio de 4.734 USD (17,216 USD frente a la media de 21,950 USD = -21.6%) y una reducción del riesgo de reingreso precoz de 2,3 puntos porcentuales (del 34,3% al 32,0% = -6.7%).

Los investigadores señalaron que los pacientes a los que se detectaron deficiencias nutricionales a menudo se enfrentaron a un proceso de recuperación más largo y difícil, lo cual repercutió en unos costes sanitarios más altos y un aumento de la tasa de complicaciones. Dado que los suplementos nutricionales están formula-dos para proporcionar a los pacientes calorías y una nutrición avanzada y, además, son relativamente baratos, el ahorro que generan hace que la suplementación sea un tratamiento rentable.

La malnutrición es un problema grave cuya importancia se subestima entre los pacientes hospitalizados. Una de las consecuencias relacionadas es un mayor riesgo de obtener unos resultados pobres, incluyendo una estancia más larga en el hospital, costes sanitarios más elevados y unas tasas más altas de complicaciones, readmisión y mortalidad (2). Se estima que la prevalencia de malnutrición entre los pacientes internados oscila entre el 8% y el 62%, dependiendo de la ubicación y de la población específica de pacientes estudia-da. Los grupos de mayor riesgo son las personas mayores y los pacientes de oncología y gastroenterología. Pese a las evidencias que demuestran los efectos perjudiciales de la malnutrición en el entorno hospitalario, los estudios sugieren que se trata de un problema común que a menudo pasa desapercibido y no recibe el tratamiento adecuado. Cada vez existen más pruebas que indican que los suplementos nutricionales orales podrían ayudar a mejorar los resultados entre los pacientes hospitalizados gracias al aporte de macro-nutrientes y micronutrientes para fines médicos específicos en combinación con la alimentación normal, (3, 4).

referencias

  1. Philipson T. J. et al. Impact of Oral Nutritional Supplementation on Hospital Outcomes. American Journal of Managed Care. 2013; 19(2):121–128.
  2. Correia M. I. and Waitzberg D. L. The impact of malnutrition on morbidity, mortality, length of hospital stay and costs evaluated through a multivariate model analysis. Clin Nutr. 2003; 22(3):235–239.
  3. Gariballa S. et al. A Randomized, Double-Blind, Placebo-Controlled Trial of Nutritional Supplementation During Acute Illness. The American Journal of Medicine. 2006; 119(8):693–699.
  4. Gariballa S. and Forster S. Effects of dietary supplements on depressive symptoms in older patients: a randomised double-blind placebo-controlled trial. Clin Nutr. 2007; 26(5):545–551.