Noticias

Unos niveles bajos de vitamina D aumentan el riesgo de fracturas por estrés del pie

marzo 17, 2016

Un estudio retrospectivo de una cohorte de 124 pacientes con fracturas por estrés en el pie mostró que el 83% de ellos tenía unos niveles séricos de 25-hidroxivitamina D inferiores a 40 ng/mL. Estos resultados sugieren que los pacientes activos con un mayor riesgo de fracturas por estrés pueden necesitar un mayor aporte de vitamina D que una persona normal.

La principal función fisiológica de la vitamina D es asegurar una adecuada mineralización y renovación ósea ayudando a mantener los niveles séricos de calcio y fósforo. La insuficiencia de vitamina D puede derivar en osteoporosis, una reducción de la densidad mineral ósea y un aumento del riesgo de fracturas. El presente estudio retrospectivo ha examinado los niveles séricos de 25-hidroxivitamina D circulante medidos en un plazo de tres meses desde que se diagnosticó a los pacientes una fractura por estrés del pie (1). El Vitamin D Council define la suficiencia como unos niveles séricos de 25-hidroxivitamina D de 40 ng/mL. El estudio comprobó que el 83% de los pacientes con fracturas por estrés tenía unos niveles inferiores a este valor.

Ya anteriormente, un ensayo doble ciego controlado con placebo llevado a cabo con mujeres reclutas había demostrado que la incidencia de fracturas por estrés se podía reducir en un 20% con una intervención diaria de 2000 mg de calcio y 800 UI de vitamina D (2). Un estudio similar de casos y controles realizado con 600 mujeres reclutas de la marina reveló que las que tenían unos niveles séricos de vitamina D inferiores a 20 ng/ML eran dos veces más propensas a sufrir una fractura de pierna que aquellas que tenían unos niveles de 40ng/mL o superiores (3).

La Sociedad de Endocrinología ha sugerido que los adultos que padecen una deficiencia de vitamina D deberían tomar suplementos diarios de 6000 UI durante 8 semanas para conseguir unos niveles séricos de 25-hidroxivitamina D por encima de los 30 ng/mL (4). Parece por tanto que se requieren unas concentraciones séricas de vitamina D superiores a las que se habían pensado en un principio para prevenir las fracturas por estrés en personas activas.

referencias

  1. Miller JR, Dunn KW, Ciliberti LJ et al.; “Association of Vitamin D with Stress Fractures: A Retrospective Cohort Study” J Food Ankle Surgery 2016; 55: 117–120.
  2. Lappe J, Cullen D, Haynatzki G et al.; “Calcium and Vitamin D supplementation decreases incidence of stress fracture in female navy recruits”; J Bone Miner Res 2008; 23: 741–749.
  3. Burgi AA, Gorham ED, Garland CF et al.; “High serum 25-hydroxyvitamin D is associated with a low incidence of stress fractures”; J Bone Miner Res 2011; 26: 2371–2377.
  4. Horlick MF, Binkley NC, Bischoff-Ferrari HA et al.; “Evaluation, treatment and prevention of vitamin D deficiency; an Endocrine Society Clinical Practice Guideline”; J Clin Endocrinol Metab 2011; 96: 1911–1930.