Noticias

Niveles adecuados de vitamina D podrían contribuir a la salud del corazón

noviembre 17, 2011

Según nuevos estudios, una concentración suficiente de vitamina D en sangre podría disminuir el riesgo de cardiopatías y apoplejía.

En el estudio, de 16 años de duración, participaron 2.016 mujeres sanas, posmenopáusicas y de edades comprendidas entre los 45 y los 58 años. Se compararon las concentraciones bajas y adecuadas de vitamina D con las incidencias de muerte, fallo cardíaco, infarto y apoplejía. Quedó establecido que las concentraciones bajas de vitamina D serían aquellas por debajo de los 20 nanogramos por mililitro. Los resultados del estudio mostraron que las mujeres con niveles de vitamina D bajos tenían más factores de riesgo de cardiopatía en comparación con las mujeres que realizaron un consumo adecuado de dicha vitamina. Además, las mujeres con niveles bajos de vitamina D también presentaban más triglicéridos, más glucosa en ayunas, mayor índice de masa corporal y menos proteína de alta densidad ( HDL, colesterol “bueno”) e índice de cintura/cadera. El 15% de las mujeres con bajas concentraciones de vitamina D falleció, sufrió fallo cardíaco, infarto o apoplejía en comparación con el 10,2% del grupo que realizó un consumo adecuado.

Otro estudio sugiere que las propiedades antiinflamatorias de la vitamina D podrían proteger el corazón. Los participantes del estudio que tomaron 4.000 unidades de vitamina D al día durante cinco días tras un evento coronario agudo presentaron menos inflamación tras el evento que los pacientes que no tomaron vitamina D. El estudio respalda la hipótesis de los efectos antiinflamatorios de dicha vitamina en el sistema vascular y podría explicar algunas de sus propiedades cardioprotectoras.

Además, un nuevo estudio de dos años de duración realizado con 982 pacientes con dolor en el pecho y posible síndrome coronario agudo demostró que el estado de la vitamina D podía ayudar a predecir el fallecimiento en pacientes con dicha dolencia. Los niveles de vitamina D eran considerablemente más bajos en los pacientes que murieron que en los supervivientes a largo plazo en este estudio de dos años. En otro ensayo, las altas concentraciones de vitamina D se relacionaron también con un menor índice de fallecimientos por causas vasculares y no vasculares.

Presentations at the American Heart Association Conference 2011, Orlando, Florida, USA.