Noticias

Los ácidos grasos omega-3 pueden proteger el cerebro contra los efectos dañinos del mercurio

febrero 4, 2015

Según un nuevo estudio, los beneficios del consumo de pescado rico en ácidos grasos omega-3 sobre el desarrollo prenatal podrían compensar los riesgos asociados con la exposición al mercurio.

El estudio observacional midió las concentraciones sanguíneas de ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) y los niveles de mercurio en muestras de cabello de 1265 mujeres embarazadas de las islas Seychelles (1). A los 20 meses después del nacimiento, se sometió a los bebés a una serie de pruebas para comprobar sus habilidades de comunicación, comportamiento y habilidades motoras. Los resultados mostraron que los niños de las madres con mayores niveles de ácidos grasos omega-3 durante la gestación obtuvieron mejores resultados en las pruebas de desarrollo neural. En cambio, los hijos de las madres que presentaban unos niveles más altos de ácidos grasos omega-6 puntuaron más bajo en las pruebas que miden las habilidades motoras. La exposición al mercurio de las madres no se correlacionó con las puntuaciones más bajas.

Los científicos llegaron a la conclusión de que cada vez está más claro que los beneficios de consumir pescado graso rico en ácidos grasos omega-3 parece contrarrestar los posibles efectos adversos del mercurio (a través de la oxidación y la inflamación) en el desarrollo del cerebro. Se sabe que los ácidos grasos omega-3 tienen propiedades antiinflamatorias, en comparación con los omega-6, presentes en la carne y los aceites para cocinar, que pueden promover la inflamación. Las Seychelles, un grupo de islas en el Océano Índico, ha demostrado ser el lugar ideal para estudiar el posible impacto para la salud de la exposición persistente a bajos niveles de mercurio. El consumo de pescado de los habitantes de esta nación es diez veces superior al de la población de Estados Unidos y Europa.

referencias

  1. Strain J. J. et al. Prenatal exposure to methyl mercury from fish consumption and polyunsaturated fatty acids: associations with child development at 20 mo of age in an observational study in the Republic of Seychelles. Am J Clin Nutr. Published online January 2015.