Noticias

Omega-3 y glucosamina, una excelente combinación para la salud articular

noviembre 30, 2009

La combinación de ácidos grasos omega-3 y glucosamina logra una mayor mejoría de la salud articular que la glucosamina sola, según sugiere un nuevo estudio.

En este estudio (1), 177 personas con osteoartritis de rodilla o cadera en un grado de moderado a severo fueron asignadas aleatoriamente a recibir un suplementos de sulfato de glucosamina (1.500 miligramos al día) o glucosamina con ácidos grasos omega-3 (ofreciendo 444 mg de aceite de pescado, de los cuales 200 mg eran ácidos graos omega-3). Dado que los pacientes estudiados presentaban dolor osteoartrítico moderado a severo de rodilla o cadera, no se utilizó un grupo de placebo por motivos éticos.

Después de 26 semanas de suplementación, los investigadores comprobaron los niveles de dolor. Mientras que no hubo diferencias significativas entre el número de respondedores en cada grupo cuando se aplicó una reducción mínima del dolor de al menos un 20%, sí se observaron diferencias importantes cuando se empleó un criterio de reducción del dolor más alto de al menos un 80%. De hecho, el producto combinado redujo la rigidez matutina y el dolor de caderas y rodillas entre un 48,5 y un 55,6%, en comparación con el 41,7 a 55,3% del grupo al que se administró sólo glucosamina.

La glucosamina es un amino-sacárido que se emplea normalmente en el tratamiento de la osteoartritis. Puesto que la glucosamina es un precursor de un componente importante del cartílago articular, los suplementos de glucosamina pueden ayudar a prevenir el deterioro del mismo y a tratar la artritis. Los ácidos grasos omega-3 pueden inhibir el proceso inflamatorio de la osteoartritis, mientras que el sulfato de glucosamina refuerza la formación de la sustancia que el cartílago ha perdido.

Aproximadamente siete millones de personas tan solo en el Reino Unido padecen problemas de salud a largo plazo asociados con la artritis.

referencias

  1. Gruenwald J et al. Effect of glucosamine sulfate with or without omega-3 fatty acids in patients with osteoarthritis. Advances in Therapy. 2009; 26(9):858–871.