Noticias

Reconocidos expertos académicos en LCPUFA desafían las recomendaciones de la EFSA sobre la composición de las fórmulas para bebés y solicitan la inclusión de ácido araquidónico

octubre 19, 2015

Un nuevo estudio de un distinguido grupo de expertos académicos sobre los efectos de los LCPUFA en el desarrollo neuronal ha desafiado una recomendación de la EFSA de 2014 relacionada con la composición de ácidos grasos en las fórmulas para bebés en la que se afirma que el ARA no es necesario, aunque esté presente el DHA. Los autores atribuyen esta recomendación a una serie de deficiencias en la revisión científica y al hecho de que no se consideraran estudios anteriores al 2000, lo que descalifica muchos de los trabajos más importantes, entre los que se incluyen los de los ganadores del Premio Nobel de 1982 Bergström, Samuelson y Vane. Asimismo, indican que el ARA se encuentra en la leche materna en todo el mundo y se desconocen las consecuencias que puede tener su eliminación de las fórmulas para bebés.

Un nuevo estudio (1) de un distinguido grupo de expertos académicos sobre los efectos de los LCPUFA ( ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga) en el desarrollo neuronal ha desafiado una recomendación de la EFSA de 2014 (Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria) relacionada con la composición de ácidos grasos en las fórmulas para bebés en la que se afirma que el ácido araquidónico (ARA) no es necesario, aunque esté presente el ácido docosahexaenoico (DHA).

Los autores atribuyen esta recomendación a una serie de deficiencias en la revisión científica y al hecho de que no se consideraran estudios anteriores al 2000, lo que descalifica muchos de los trabajos más importantes, entre los que se incluyen los de los ganadores del Premio Nobel de 1982 Bergström, Samuelson y Vane (quienes demostraron que los metabolitos derivados del ARA son importantes para controlar el flujo sanguíneo, la función inmune y la reproducción.

El ARA está presente en la leche materna en todo el mundo, siendo su valor medio de 0,47 % +/-0,13 % (margen: 0,24 – 1,0 %), expresado en términos de ácidos grasos totales (3). Los autores advierten que se desconocen cuáles pueden ser las consecuencias de eliminar el ARA de las fórmulas para bebés que también contienen DHA.

También recuerdan que durante el estadio inicial de desarrollo del bebé se produce un desarrollo muy rápido del sistema cardiovascular. En este tiempo, el ARA se convierte en prostaciclinas que aseguran de que todos los órganos vitales en desarrollo reciban un buen flujo sanguíneo. También evitan la adhesión celular al endotelio y garantizan la relajación vascular (1). En el cerebro, el DHA se encuentra principalmente en las sinapsis neuronales y la materia gris, mientras que el ARA se concentra en las células glíales. Además, el ARA es un sustrato importante para la formación de ácido adrénico en el cerebro.

A principios de este año, otro grupo de expertos dirigidos por el Doctor Koletzko también expresó su preocupación por el dictamen de la EFSA y señaló que no se habían comprobado los “efectos, la idoneidad y la seguridad” de unos niveles de hasta un 1 % de DHA sin ARA (4).

Dentro de unos meses se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea un nuevo acto delegado relativo a la composición de las fórmulas para bebés. Este nuevo reglamento especificará el uso que debe hacerse del ARA y DHA en la producción de fórmulas para bebés en el futuro.

referencias

  1. Crawford, M. A., Wang, Y., Forsyth, S. & Brenna, J. T.; “ The European Food Safety Authority recommendation for polyunsaturated fatty acid composition of infant formula overrules breast milk, puts infants at risk, and should be revised”. Prostaglandins, Leukot. Essent. Fat. Acids 1–3 (2015). doi:10.1016/j.plefa.2015.07.005
  2. EFSA NDA Panel; “Scientific opinion on the essential composition of infant and follow-on formula”, EFSA Journal 2014, 12: 3760.
  3. Brenna JT, Varamini B, Jensen RG et al., “Docosahexaenoic and arachidonic acid concentrations in human breast milk worldwide”; Am J Clin Nutr 2007; 85:1457–1464.
  4. Koletzko B, Carlson SE and Van Goudoever JB; “Should Infant formula provide both omega-3 DHA and omega-6 arachidonic acid?”; Ann Nutr Metab 2015; 66:137–138.