Noticias

Se han identificado niveles críticos de vitamina D en adultos mayores

mayo 21, 2012

Según un reciente estudio realizado en EE. UU., el riesgo de enfermedades como las fracturas de cadera, los infartos y el cáncer aumenta cuando la concentración de vitamina D en sangre es inferior a 20 ng/mililitros o 50 nmol/litros.

Con el fin de investigar la cantidad de vitamina D que debe circular en la sangre para disminuir el riesgo de problemas médicos graves como el infarto de miocardio, la factura de cadera, el diagnóstico de cáncer o la muerte, los investigadores midieron las concentraciones de 25-hidroxi-vitamina D en muestras de sangre de 1.621 adultos de raza blanca de más de 65 años (1). A lo largo de aproximadamente 11 años, los científicos examinaron la asociación entre los resultados de las pruebas de 25(OH)D de cada individuo y el momento en el que tuvo lugar un primer problema médico representativo. Basándose en un análisis estadístico, se llegó a la conclusión de que el riesgo de que aparecieran estos problemas aumentaba cuando la concentración de 25(OH)D era inferior a 20 nanogramos/mililitro o 50 nanomoles/litro. La asociación entre unas concentracio-nes bajas de 25(OH)D en sangre y el riesgo de eventos médicos adversos mostró variaciones en función de la estación. Así, los niveles de vitamina D alcanzaron su pico más alto en verano y el más bajo en invierno. Los niveles durante el otoño fueron generalmente superiores que durante la primavera.

De acuerdo con los investigadores, estos resultados corroboran el nivel umbral recomendado recientemente por el Instituto de Medicina de EE. UU. Este nivel objetivo para los adultos sería considerablemente más bajo que el fijado por otros paneles de expertos. La cantidad límite se ha convertido en motivo de polémica dados los diferentes objetivos establecidos por varias sociedades científicas. A la hora de evaluar el riesgo para la salud de los pacientes, puede que sea más oportuno establecer objetivos en función de la estación que un objetivo estático para la concentración en sangre de 25(OH)D. Teniendo en cuenta que la exposición al sol podría resultar engañosa, puesto que las personas tienen que protegerse del cáncer de piel y de otros efectos dañinos del sol, los científicos recomiendan aumentar el consumo dietético de vitamina D para alcanzar unos niveles adecuados en sangre.

referencias

  1. de Boer I. H. et al. Serum 25-Hydroxyvitamin D Concentration and Risk for Major Clinical Disease Events in a Community-Based Population of Older Adults. Ann Intern Med. 2012; 156:627–634.