Noticias

Se recomienda aumentar el suplemento de vitamina D durante el verano en la región del Golfo

abril 16, 2012

Según un nuevo estudio llevado a cabo en el Reino de Arabia Saudí, las concentraciones de vitamina D en sangre de los adultos saudíes son mayores en invierno que en verano.

El estudio de observación analizó la influencia de las variaciones estacionales en los niveles de vitamina D en suero, así como sus interacciones concomitantes con varios parámetros metabólicos (1). Cada 3 meses y durante 1 año se procedió a la medición de las concentraciones de vitamina D en muestras de sangre de 121 adultos saudíes con edades comprendidas entre los 18 y 70 años, con sobrepeso y obesos. Los resultados del estudio demostraron que, en invierno, los niveles medios de 25(OH)-vitamina D eran considerablemente superiores a los observados en verano. Tanto hombres como mujeres presentaban una elevada prevalencia de deficiencia de vitamina D. Aunque se observaron diferencias insignificantes en parámetros tales como el IMC, la presión arterial y los niveles de glucosa en suero en ayunas, los niveles de colesterol HDL aumentaron considerablemente con el incremento de los niveles de vitamina D en verano y en invierno.

Los investigadores concluyeron que las diferencias estacionales de los niveles de 25(OH)-vitamina D en suero en la región de Arabia Saudí, eran contraintuitivas, con unos niveles en sangre más elevados en invierno que en verano. Aunque las recomendaciones actuales contemplarían un suplemento de vitamina D durante todo el año, estos resultados demuestran la necesidad de un suplemento en lugar de una mayor exposición al sol durante los meses de verano para los saudíes que viven en la región central con el objeto de contrarrestar el mayor riesgo de presentar unos niveles de vitamina D más bajos durante este período.

Varios estudios realizados en otras ubicaciones geográficas sugieren una mayor prevalencia de deficiencia de vitamina D en otoño/invierno que en primavera/verano. Las condiciones contrarias observadas en el estudio actual puede deberse al hecho de que las temperaturas más elevadas corresponden al período comprendido entre los meses de abril y octubre, y por tanto se recomienda a la gente que permanezca en casa y reduzca al mínimo las actividades al aire libre, situación que contrasta claramente con el invierno (octubre-marzo), que se caracteriza por una mayor exposición al sol.

referencias

  1. Al-Daghri N. M. et al. Increased vitamin D supplementation recommended during summer season in the gulf region: a counterintuitive seasonal effect in vitamin D levels in adult, overweight and obese Middle Eastern residents. Clinical Endocrinology. 2012; 76(3):346–350.