Noticias

Sondeos nacionales sobre nutrición - Francia: Individuelle Nationale des Consommations Alimentaires 2 (INCA 2)

noviembre 27, 2015

Entre finales de 2005 y abril de 2007, la Unidad de Encuestas sobre Alimentación de la French Food Safety Agency (Afssa, Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Alimentos) realizó el segundo sondeo individual y nacional sobre el consumo de alimentos (INCA 2). Este estudio siguió al primer estudio INCA llevado a cabo entre 1998 y 1999.

En el INCA 2 participaron 2.624 adultos (18–79 años) y 1.455 niños (3–17 años). Los participantes registraron su consumo de alimentos y suplementos a lo largo de siete días, respondieron a un cuestionario para evaluar su nivel de actividad física, conducta sedentaria y la ingesta de complementos alimenticios durante los últimos 12 meses.

De este modo, los resultados del estudio INCA 2 representan una base de datos de consumo muy detallada a nivel individual de personas que viven en Francia, esencial para la salud y la evaluación del riesgo nutricional.

Resultados

  • Aunque menos frecuente en adolescentes y adultos jóvenes, la costumbre comer tres comidas principales al día sigue caracterizando el modelo alimentario francés. Las comidas se comparten a menudo con la familia y amigos, y en casa.
  • Los productos lácteos, el pescado y la fruta son consumidos más por mujeres.
  • Mariscos, fruta, verduras, pasteles y repostería son alimentos que consumen más las personas con un nivel educativo alto.
  • Desde 1999 ha aumentado el consumo de frutas, verduras, pasta, arroz y chocolate; mientras que el de leche, queso, carne, pasteles, galletas y pan ha disminuido.
  • Desde 1999 ha disminuido el consumo de pan, patatas, leche, carne, aves y productos dulces en niños de edades comprendidas entre los tres y los 14 años; en edades comprendidas entre los 15 y los 17 años sólo ha disminuido el consumo de carne y aves. La ingesta de frutas y verduras es similar, mientras que la de compotas de frutas aumentó mucho.
  • Las mujeres consumen más lípidos y ácidos grasos poliinsaturados; por lo tanto, su aporte de vitaminas y minerales es mayor; mientras que el de proteínas es menor.
  • El 26,5% de las mujeres, el 12,6% de los hombres y el 11,5% de los niños consumieron complementos alimenticios durante los 12 meses previos al estudio. Este porcentaje aumenta con el nivel educativo. La prescripción médica y la recomendación por parte de un profesional de la salud son las principales razones para la compra. El 70% de los adultos y el 65% de los niños afirma utilizar complementos alimenticios para mantener o mejorar su salud. El 23% de los complementos alimenticios consumidos por los adultos y el 37% de los consumidos por los niños son medicinas. El 63% de los complementos alimenticios consumidos por los adultos y el 79% de los consumidos por los niños están compuestos principalmente de vitaminas y minerales.

Otros análisis determinarán con qué frecuencia no se cumplen o se sobrepasan los niveles de ingesta recomendados para las vitaminas y minerales, considerando el consumo de complementos alimenticios por una parte y el de alimentos enriquecidos y no enriquecidos por otra.

referencias

  1. Afssa, Étude INCA 2, 2006-07. www.afssa.fr/Documents/PASER-Sy-INCA2.pdf