Noticias

Un aumento del consumo de magnesio podría reducir el riesgo de mortalidad

diciembre 5, 2013

Según un nuevo estudio realizado en España, las personas con un alto riesgo de enfermedad cardiovascular podrían reducir su riesgo de morir aumentando su consumo de magnesio.

En el estudio prospectivo, 7216 hombres y mujeres con alto riesgo de enfermedad cardiovascular de edades comprendidas entre los 55 y los 80 años siguieron o bien una dieta mediterránea suplementada con frutos secos o aceite de oliva, o una dieta de control baja en grasas (1). Se calculó el consumo de magnesio de los participantes y se documentaron los casos de muerte durante al menos cinco años. Los resultados del estu- dio mostraron que los participantes con la mayor media de consumo de magnesio (422 mg al día) mostraron una reducción del 59% de la mortalidad cardiovascular, un 37% de reducción en la mortalidad por cáncer y un 34% de reducción en la mortalidad por todas las causas, en comparación con los participantes con un consumo medio más bajo (312 mg al día).

Los investigadores comentaron que hay múltiples mecanismos que pueden tener un efecto beneficioso en la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular y de muerte: el magnesio puede disminuir la presión sanguínea, inhibir la agregación plaquetaria, modular la inflamación y mejorar la función endotelial (2, 3). También se observó que el consumo de magnesio reduce la resistencia a la insulina y el riesgo de diabetes tipo 2, que es un posible factor de riesgo de cáncer (4). Los investigadores reconocen que el magnesio es un nutriente aislado y es importante investigar la relación entre la dieta completa y la salud.


La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha publicado opiniones posi- tivas sobre el magnesio y la conservación de los huesos, los dientes y una síntesis normal de proteínas, la reducción de la fatiga, el equilibrio de electrolitos, un metabolismo energético normal, la neurotransmisión y la contracción muscular (5). Los Institutos Nacionales de la salud de EE. UU. (NIH) afirman que el magnesio contribuye a mantener una función muscular y un sistema muscular normales, mantiene el ritmo cardiaco estable, contribuye a un sistema inmune sano y mantiene fuertes los huesos (6). Además, este mineral es necesario para el control del azúcar en sangre. Sin embargo, las estadísticas muestran que entre un 70% y un 80% de la población de EE. UU. no alcanza el consumo recomendado de magnesio (7).

referencias

  1. Guasch-Ferré M. et al. Dietary Magnesium Intake Is Inversely Associated with Mortality in Adults at High Cardiovascular Risk. Journal of Nutrition. Published online December 2013.
  2. Saris N. E. et al. Magnesium. An update on physiological, clinical and analytical aspects. Clin Chim Acta. 2000; 294:1–26.
  3. Chakraborti S. et al. Protective role of magnesium in cardiovascular diseases: a review. Mol Cell Biochem. 2002; 238:163–179.
  4. Rodríguez-Morán M. et al. The role of magnesium in type 2 diabetes: a brief based-clinical review. Magnes Res. 2011; 24:156–162.
  5. EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies. Scientific Opinion on the substantiation of health claims related to magnesium. EFSA Journal. 2009; 7(9):1216.
  6. www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/002423.htm
  7. Ford E. S. and Mokdad A. H. Dietary Magnesium Intake in a National Sample of U.S. Adults. J. Nutr. 2003; 33(9):2879–2882.