Noticias

Un aumento del consumo de vitamina D podría reducir la presión arterial

enero 24, 2014

Según un nuevo estudio realizado en España, el consumo de productos lácteos enriquecidos con vitamina D podría reducir la presión arterial diastólica y sistólica en mujeres jóvenes sanas.

En el ensayo aleatorizado controlado, se midieron la presión sanguínea y los niveles de colesterol en
165 mujeres jóvenes sanas que consumieron leche desnatada enriquecida con vitamina D (200 UI, es decir, 5 mcg al día) o placebo (leche sin enriquecer) durante 4 meses (1). Al principio del estudio, las participantes con concentraciones bajas de 25-hidroxivitamina D en suero presentaban unos mayores niveles en sangre de colesterol de lipoproteína de baja densidad, que tendió a aumentar durante el estudio en el grupo de placebo, mientras que descendió en el grupo de la vitamina D. La presión sanguínea sistólica y diastólica disminuyó significativamente en las mujeres que consumieron leche enriquecida con vitamina D en compa- ración con las participantes que consumieron placebo.

Los investigadores comentaron que estudios anteriores han relacionado las concentraciones bajas de vita- mina D en sangre con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares importantes, de mortalidad cardiovas- cular y de mortalidad por todas las causas (2, 3). Sin embargo, las relaciones observadas con los marca- dores específicos de riesgo cardiovascular o bien no son consistentes o bien son contradictorias. La vitami- na D podría influir en el riesgo de enfermedades cardiovasculares al regular la presión arterial a través del sistema renina-antiogensina (4), al modular el nivel de lípidos en suero (5) o al estimular la secreción de insulina (6). En España, el consumo diario recomendado de vitamina D actualmente es de 200 UI al día para adultos, mientras que en EE. UU. se ha establecido en 600 UI. Los datos actuales muestran que el consumo medio de vitamina D en España está por debajo de los 200 UI al día y el consumo de productos lácteos enriquecidos con vitamina D puede mejorar el aporte de dicha vitamina. Por lo tanto, la promoción de este tipo de productos podría tener efectos beneficiosos en la salud, ya que la población española no es conscien- te de su necesidad de consumir más esta vitamina, ni siquiera durante el invierno.

referencias

  1. Toxqui L. et al. Changes in Blood Pressure and Lipid Levels in Young Women Consuming a Vitamin D-For- tified Skimmed Milk: A Randomised Controlled Trial. Nutrients. 2013; 5:4966-4977.
  2. Leu M. and Giovannucci E. Vitamin D: Epidemiology of cardiovascular risks and events. Best Pract. Res. Clin. Endocrinol. Metab. 2011; 25:633–646.
  3. Saliba W. et al. The risk of all-cause mortality is inversely related to serum 25(OH)D levels. J. Clin. Endocrinol. Metab. 2012; 97:2792–2798.
  4. Vaidya A. and Forman J. P. Vitamin D and hypertension: Current evidence and future directions. Hypertension. 2010; 56:774–779.
  5. Jorde R. and Grimnes G. Vitamin D and metabolic health with special reference to the effect of vitamin D on serum lipids. Prog. Lipid Res. 2011; 50:303–312.
  6. Pittas A. G. et al. The role of vitamin D and calcium in type 2 diabetes. A systematic review and meta-analysis. J. Clin. Endocrinol. Metab. 2007; 92:2017–2029.