Noticias

Un estudio confirma que las frutas y hortalizas tienen efectos positivos en la salud cardíaca

febrero 1, 2011

Según un nuevo estudio realizado en el Reino Unido, el consumo de al menos ocho raciones de frutas y hortalizas al día puede reducir hasta un 22% el riesgo de enfermedad cardíaca mortal.

En el estudio observacional participaron 313.074 hombres y mujeres de ocho países europeos con edades comprendidas entre 40 y 85 años que no habían padecido nunca un infarto de miocardio o accidente cardiovascular. A los participantes se les hizo un seguimiento de una media de 8,4 años para establecer la relación entre su consumo de frutas y hortalizas y el riesgo de mortalidad por cardiopatía isquémica (IHD por sus siglas en inglés) (1). El consumo de alimentos y los hábitos en el estilo de vida (p. ej., fumar, el consumo de alcohol, el ejercicio físico) fueron evaluados mediante cuestionarios específicos para cada país. Los resultados mostraron que los participantes que consumían un mínimo de ocho raciones (cada una de 80 g) de frutas y hortalizas al día presentaban un riesgo un 22% menor de padecer enfermedad cardíaca mortal (IHD), comparados con aquellos que consumían menos de tres raciones al día. Cada ración de frutas y hortalizas se asoció con un descenso aproximado del 4% del riesgo de muerte por IHD.

Los investigadores observaron que no está todavía claro si esta es una asociación causal. Del mismo modo, se desconocen los mecanismos biológicos por los cuales las frutas y las hortalizas pueden hacer que descienda el riesgo de daño en los músculos del corazón a través de una reducción del riego sanguíneo al corazón. Sin embargo, existe una hipótesis tradicional de que varios micronutrientes antioxidantes presentes en frutas y hortalizas reducen el grado de aterosclerosis causado por el estrés oxidativo, disminuyendo así el riesgo de enfermedad cardíaca (2).

Los resultados de varios estudios observacionales han sugerido que un consumo elevado de frutas y hortalizas reduce el riesgo de enfermedad coronaria (CHD por sus siglas en inglés). En 2003, la Organización Mundial de la Salud llegó a la conclusión de que existen pruebas suficientes de que las frutas y las hortalizas disminuyen el riesgo de CHD y recomendó un consumo de 400–500 g al día, el equivalente a cinco o seis raciones de unos 80 g cada ración (3).

referencias

  1. Crowe F. L. et al. Fruit and vegetable intake and mortality from ischaemic heart disease: results from the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC)-Heart study. Eur Heart J. 2011.
  2. Diaz M. N. et al. Antioxidants and atherosclerotic heart disease. N Engl J Med. 1997; 337:408–416.
  3. World Health Organization. Nutrition and the Prevention of Chronic Diseases. Geneva: World Health Organization. 2003; WHO Technical Report Series 916.