Noticias

Un gran consumo de ácidos grasos omega-3 podría reducir el riesgo de cáncer de mama

julio 2, 2013

Según un nuevo estudio realizado en China, un mayor consumo de los ácidos grasos omega-3 que se encuentran en el pescado azul podrían relacionarse con una reducción significativa del riesgo de desarrollar cáncer de mama.

El metaanálisis incluyó datos de 21 estudios de cohortes prospectivos de EE. UU., Europa y Asia con un total de 883.585 participantes, que habían investigado sobre un posible vínculo entre el consumo de los ácidos grasos omega-3 procedentes del pescado azul (ácido eicosapentaenoico, EPA; ácido docosahexaenoico, DHA ;y ácido docosapentaenoico, DPA) o de plantas (ácido alfa-linolénico, ALA) y el riesgo de cáncer de mama (1). Los análisis mostraron que las participantes con un mayor consumo de ácidos grasos omega-3 de origen marino tenían un riesgo un 14% menor de cáncer que las participantes con un consumo menor. Otros análisis han indicado que existe una relación dosis-respuesta: cada 0,1 g EPA, DHA y/o DPA de consumo al día (que se corresponde con el consumo de 1-2 porciones de pescado graso por persona a la semana) se relacionó con un 5% de reducción del riesgo de cáncer de mama. No se halló una relación significativa de los efectos protectores del ALA.

Los investigadores concluyeron que estos hallazgos, junto con resultados de estudios previos, respaldan el papel protector de los ácidos grasos omega-3 en la incidencia del cáncer de mama. La reducción del riesgo es menor en poblaciones asiáticas, probablemente porque el consumo de pescado es mucho mayor en Asia que en los países occidentales. Los estudios sugieren que una dieta y estilo de vida sanos son esenciales para la prevención del cáncer de mama. Por otro lado, la grasa en la dieta es uno de los factores de la dieta estrechamente relacionados con dicho riesgo que han sido estudiados en mayor profundidad. Los ácidos grasos omega-3 son las grasas más prometedoras en cuanto a la reducción del riesgo de cáncer, aunque los resultados de los estudios con humanos han sido contradictorios.

referencias

  1. Zheng J.-S. et al. Intake of fish and marine n-3 polyunsaturated fatty acids and risk of breast cancer: meta-analysis of data from 21 independent prospective cohort studies. BMJ. 2013; 346:f3706.