Noticias

Un mayor consumo de betacaroteno durante la adolescencia podría reducir el riesgo de enfermedades benignas del seno

abril 21, 2014

Las adolescentes con un consumo frecuente y constante de alimentos ricos en betacaroteno podrían tener un riesgo menor de contraer enfermedades benignas del seno, según un nuevo estudio estadounidense.

El estudio observacional, basándose en cuestionarios sobre frecuencia alimentaria, estimó el consumo de carotenoides entre 6593 adolescentes de edad media de 12 años y documentó los casos de enfermedades benignas del seno (EBS) hasta 14 años después del estudio (1). Los resultados mostraron que las partici- pantes con el mayor consumo de betacaroteno tenían un riesgo significativamente menor de desarrollar EBS, un factor de riesgo independiente de cáncer de mama, comparadas con aquellas participantes con el consumo más bajo. Consumos mayores de luteína y zeaxantina también se asociaron a un riesgo reducido de EBS, aunque no relevante estadísticamente.

Los investigadores comentaron que el betacaroteno podría reducir el riesgo de EBS gracias a mecanismos antioxidativos o antiproliferativos. Es posible que sus efectos sean más significativos durante la adolescencia, porque es cuando el tejido mamario todavía se está desarrollando. Las afecciones no cancerígenas (beni- gnas) del seno son muy comunes y afectan a casi todas las mujeres. Algunas de estas afecciones benignas están asociadas a un mayor riesgo de padecer cáncer de mama en el futuro. Es recomendable estar atentos a cualquier cambio en los senos y someterse a las pruebas y controles para detectar el cáncer de mama en la fase más temprana posible.

referencias

  1. Boeke C. E. et al. Adolescent Carotenoid Intake and Benign Breast Disease. Pediatrics. Published online April 2014.