Noticias

Un mayor consumo de pescados grasos podría mejorar la calidad del sueño

mayo 23, 2014

Según un reciente estudio realizado en Noruega, el consumo de pescados grasos tres veces por semana parece tener un efecto positivo sobre el sueño en general y también sobre el funcionamiento diario.

El estudio clínico midió las concentraciones de ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) en los glóbulos rojos, los parámetros de sueño (latencia de inicio del sueño, eficiencia y tiempo de sueño y vigilia) y el funcionamiento diario de 95 hombres con alteraciones del sueño que consumieron sal- món del Atlántico o carne (raciones de 150 – 300 g) tres veces por semana durante un periodo de 6 meses (1). Los resultados mostraron que los participantes que comían regularmente pescado tenían unas concen- traciones más elevadas de EPA y DHA en los glóbulos rojos, unos niveles séricos más altos de vitamina D y presentaban una mejora de la calidad del sueño, del funcionamiento diario y de la variabilidad de la frecuen- cia cardiaca (HRV, por sus siglas en inglés) que los del grupo de control.

Los investigadores señalaron que el pescado azul constituye la principal fuente de ácidos grasos omega-3 y de vitamina D, nutrientes que supuestamente desempeñan un papel en la prevención de los problemas del sueño (2). Estudios anteriores han indicado que el consumo regular de pescado parece estar asociado con un mejor control cognitivo (en relación con la HRV) en los adultos (3) y una mayor calidad del sueño en los niños posiblemente ligada a menos problemas de aprendizaje (4). Por otra parte, estudios recientes han informado acerca de una posible relación entre unos niveles óptimos de vitamina D en sangre (60-80ng/ml) y una mejor calidad del sueño, así como menos trastornos del sueño y somnolencia durante el día (5). Se necesitan más estudios con el fin de ampliar el conocimiento sobre los mecanismos específicos o subyacen- tes responsables de los efectos beneficiosos del consumo de pescados grasos.

referencias

  1. Hansen A. L. et al. Fish consumption, sleep, daily functioning, and heart rate variability. J Clin Sleep Med. 2014; 10(5):567–575.
  2. Peuhkuri K. et al. Diet promotes sleep duration and quality. Nutr Res. 2012; 32:309–319.
  3. Hansen A. L. et al. Fish consumption and underlying mechanisms in self-regulation. Psychophysiology. 2012; 49:S121.
  4. Montgomery P. et al. Fatty acids and sleep in UK children: Subjective and pilot objective sleep results from the DOLAB study – a randomised controlled trial. Journal of Sleep Research. Published online March 2014.
  5. Gominak S. C. and Stumpf W. E. The world epidemic of sleep disorders is linked to vitamin D deficiency. Med Hypotheses. 2012; 79:132-135.