Noticias

Un mayor consumo de vitamina B6 podría reducir el colesterol en sangre de los pacientes con hipertrigliceridemia

febrero 22, 2013

Un nuevo estudio realizado en Líbano sugiere que la suplementación con vitamina B6 de pacientes de sexo masculino con hipertrigliceridemia podría reducir el colesterol total en plasma y las concentraciones de colesterol HDL.

En el ensayo aleatorizado controlado, 85 pacientes de sexo masculino de cerca de 50 años de edad con altas concentraciones en sangre de triglicéridos (por encima de los 150 mg/dL) recibieron suplementos de lisina
(1 g/d), vitamina B6 (50 mg/d), lisina (1 g/d) y vitamina B6 (50 mg/d), carnitina (1 g/d) o placebo durante 12 semanas (1). El perfil lipídico (triglicéridos, colesterol total, colesterol LDL y HDL) y los niveles de glucosa en plasma en ayunas de los participantes se calcularon al principio del estudio y transcurridas 6 y 12 sema-nas. Los resultados del estudio mostraron que la suplementación con vitamina B6 se relacionaba con una reducción significativa del colesterol total y el colesterol HDL de cerca del 10%. Además, las concentraciones de triglicéridos en plasma se redujeron en 36,6 mg/dL a las 6 semanas, mientras que los niveles en el grupo del placebo aumentaron 18 mg/dL. Sin embargo, esta diferencia no llega a tener importancia estadística. No se observaron cambios importantes en el perfil lipídico en los grupos de la lisina y la carnitina ni en el de la lisina más vitamina B6.

Los investigadores comentaron que en Líbano, la alta prevalencia de hipertrigliceridemia (52,4% en hom-bres) se relaciona con un alto porcentaje de ingesta de energía procedente de carbohidratos, de los cuales el principal componente son los cereales y sus productos derivados. Estos productos son consumidos principal-mente por individuos de nivel socioeconómico de bajo a medio. Además, consta que las mujeres libanesas premenopáusicas de nivel socioeconómico medio presentan niveles de vitamina B6 bajos y altos niveles de triglicéridos en plasma.

El alto nivel de triglicéridos puede ser el resultado de causas primarias (defectos genéticos) o secundarias, como la obesidad, la diabetes, el uso excesivo de alcohol, el alto consumo de hidratos de carbono y el uso de determinados medicamentos. La hipertrigliceridemia secundaria se relaciona con alteraciones en el metabolismo de los lípidos asociadas con anomalías en el transporte, la síntesis o la capacidad oxidativa de los ácidos grasos. La carnitina es necesaria para la oxidación mitocondrial de los ácidos grasos de cadena larga. Su síntesis en el cuerpo depende de dos aminoácidos esenciales (lisina y metionina) y de la vitamina B6, o se obtiene de la dieta (principalmente de la carne y los productos lácteos). La vitamina B6 es necesaria para la síntesis de la carnitina, lo que implica que unos niveles bajos de vitamina B6 podrían dificultar su síntesis y por lo tanto alterar el perfil lipídico.

referencias

  1. Hlais S. et al. Effect of lysine, vitamin B (6), and carnitine supplementation on the lipid profile of male patients with hypertriglyceridemia: a 12-week, open-label, randomized, placebo- controlled trial. Clin Ther. 2012; 34(8):1674–1682.