Noticias

Un mayor consumo de vitamina D podría mejorar el estado de ánimo y la presión sanguínea en diabéticos

julio 4, 2013

Según un nuevo estudio estadounidense, la suplementación con dosis elevadas de vitamina D podría ser un tratamiento coadyuvante fácil para la depresión y los factores importantes de riesgo de enfermedad cardiovascular entre mujeres con diabetes de tipo 2.

El ensayo clínico piloto incluyó a 46 mujeres (con una media de edad de 55 años) que llevaban un promedio de 8 años padeciendo diabetes de tipo 2 y presentaban una reducida concentración de vitamina D en sangre (18 ng/ml). Durante seis meses tuvieron que tomar una dosis semanal de 50 000 unidades internacionales de vitamina D (1). Los resultados del estudio demostraron que la concentración de vitamina D en las partici-pantes alcanzó un nivel adecuado (una media de 38 ng/ml) y que su estado de ánimo mejoró significativa-mente: la encuesta sobre síntomas de depresión realizada al principio del estudio indicó una depresión moderada, mientras que al cabo de seis meses no mostró signo alguno de depresión. Además, se observó una mejora de la presión sanguínea, ya que la máxima descendió de 140,4 a 132,5 mm Hg.

En opinión de los investigadores, hacen falta ensayos clínicos aleatorizados más amplios para determinar el impacto de la vitamina D en pacientes con diabetes. Cerca del 10 % de la población de los Estados Unidos padece diabetes y se prevé que la incidencia de esta enfermedad alcanzará el 25 % en 2050. En las mujeres con diabetes de tipo 2, la progresión de la enfermedad es peor que en los hombres, posiblemente a causa de la depresión, una dolencia que afecta a más del 25 % de las mujeres con diabetes. La depresión merma la capacidad de la paciente para controlar su enfermedad a base de comer bien, practicar ejercicio, medicar-se, etc. Muchos ciudadanos norteamericanos no consumen suficiente vitamina D (la dosis diaria recomenda-da para mujeres de entre 51 y 70 años es de 600 UI al día) y las personas con diabetes sufren un riesgo especialmente elevado de insuficiencia o deficiencia de vitamina D por una ingesta limitada de alimentos ricos en vitamina D, obesidad, falta de exposición al sol y variaciones genéticas.

referencias

  1. Penckofer S. M. et al. Vitamin D improves mood and blood pressure in women with diabetes. Data presented at the American Diabetes Association 73rd Scientific Sessions in Chicago, USA, June 2013.