Noticias

Un suministro adecuado de vitamina D podría prevenir las dificultades de movilidad

junio 11, 2012

Las bajas concentraciones de vitamina D en sangre en adultos de edad avanzada parecen aumentar el riesgo de sufrir limitaciones de la movilidad y discapacidades.

En el estudio observacional participaron 2.099 hombres y mujeres, negros y blancos, de edades comprendi-das entre los 70 y los 79 años de edad viviendo fuera del ámbito hospitalario y se incluyeron los datos de estos 2.099 participantes, que no tenían dificultades para caminar 400 metros, ni subir 10 escaleras o realizar actividades diarias básicas y que no sufrían ninguna enfermedad grave (1). Los niveles de vitamina D en sangre se midieron al principio del estudio y la incidencia de las limitaciones de la movilidad y las discapacidades se evaluaron cada seis meses durante seis años. Los resultados del estudio mostraron un aumento de cerca del 30% del riesgo de sufrir limitaciones de la movilidad en los participantes que tenían niveles bajos de vitamina D y un riesgo casi dos veces mayor de discapacidad en comparación con los participantes con los niveles de vitamina D por encima de los 75 nmol/L. El 29% de los participantes tenía los niveles en sangre de vitamina D por debajo de los 50 nmol/L y el 36% tenía los niveles de 25(OH)D entre los 50 y los 75 nmol/L.

Los investigadores comentaron que la vitamina D desempeña un importante papel en la función muscular, así que es posible que los niveles bajos de dicha vitamina desencadenen la disminución de la fuerza muscular y del rendimiento físico. La vitamina D también podría afectar de forma indirecta a la capacidad física puesto que los bajos niveles de vitamina D también se han relacionado con la diabetes, la presión arterial alta, la enfermedad cardiovascular y las enfermedades pulmonares (enfermedades que son con frecuencia la causa del declive de la capacidad física). Los investigadores añadieron que también es difícil obtener suficiente vitamina D a través de la dieta solamente y que los adultos de edad avanzada, que a menudo no pasan mucho tiempo en el exterior, podrían necesitar suplementos de dicha vitamina.

Las recomendaciones actuales de EE. UU. afirman que las personas de más de 70 años deben tomar 800 UI al día de vitamina D a través de la dieta o de los suplementos. Puesto que las recomendaciones de dieta actuales se basan únicamente en los efectos de la vitamina D en la salud ósea, se podría necesitar una mayor cantidad de vitamina D para conservar la fuerza muscular y la capacidad física así como otros aspectos de la salud.

referencias

  1. Houston D. K. et al. Low 25-Hydroxyvitamin D Predicts the Onset of Mobility Limitation and Disability in Community-Dwelling Older Adults: The Health ABC Study. Journal of Gerontology: Medical Sciences. Published online May 2012.