Noticias

Una alimentación rica en antioxidantes aporta beneficios para el envejecimiento de la piel

octubre 6, 2009

Una alimentación rica en vitaminas se asocia a un menor número de manchas y arrugas en mujeres japonesas y caucásicas, según sugiere un nuevo estudio.

En el estudio JAGE (envejecimiento cutáneo extrínseco en mujeres japonesas y alemanas), los autores investigaron los determinantes para el envejecimiento cutáneo en mujeres de ambos grupos étnicos (1). Para ello se midió el nivel de carotenoides y vitaminas en las muestras de sangre tomadas en ayunas de 39 mujeres alemanas y 62 japonesas de edades comprendidas entre los 30 y los 70 años. Un cuestionario se encargó de evaluar otros factores medioambientales que pudieran influir en el envejecimiento cutáneo extrínseco, como los hábitos alimentarios o el tabaco.

Los resultados del estudio mostraron que una alimentación rica en micronutrientes antioxidantes, como el betacaroteno, el licopeno, la vitamina A y la vitamina E se asociaron a un menor número de manchas y arrugas; mientras que fumar aumentaba los síntomas de envejecimiento de la piel. Los investigadores sugirieron que un nivel superior de carotenoides y vitaminas en las mujeres japonesas podría explicar las diferencias en cuanto a la formación de arrugas, pero no la de manchas. Habría que evaluar si las diferencias genéticas son responsables de este efecto.

Las japonesas y las caucásicas difieren en la manifestación clínica del envejecimiento cutáneo causado por el medio ambiente (‘extrínseco’). Mientras que las caucásicas desarrollan arrugas, las japonesas manifiestan manchas de pigmentación a una edad temprana (2). Actualmente se desconocen las razones para esto, pudiendo deberse a factores genéticos y medioambientales.

referencias

  1. Perner D. et al. Antioxidants and extrinsic skin aging in Japanese and German women. Poster Presentation. 15th International Congress on Photobiology, Duesseldorf, Germany, 2009.
  2. Gilchrest BA and Krutmann J. Skin Aging. Springer Verlag Berlin Heidelberg, 2006.