Noticias

Una dosis alta de ácidos grasos omega-3 podría ayudar al crecimiento de los bebés prematuros

abril 11, 2011

Según un nuevo estudio realizado en Australia, una mayor ingesta de ácido docosahexaenoico mediante fórmulas para bebés o la leche materna no sólo es segura, sino que podría favorecer el crecimiento de los bebés prematuros.

En el ensayo aleatorizado controlado, 657 bebés nacidos antes de la semana 33 de embarazo fueron divididos aleatoriamente en cuatro grupos (1). Dos de los grupos recibieron leche materna y los otros dos una fórmula, suministrándose a uno de los grupos de leche materna y a uno de los grupos de fórmula una dosis estándar de ácido docosahexaenoico (DHA) (0,2-0,3% de ácidos grasos dietéticos), y a los otros dos grupos una dosis más alta de DHA (aproximadamente 1% de ácidos grasos dietéticos). La prueba de alimentación de los bebés se inició entre el segundo y tercer día de vida y se mantuvo hasta la fecha prevista. Los resultados del estudio revelaron que, a los 18 meses de edad, los bebés alimentados con la dosis más alta de DHA midieron alrededor de 0,7 cm más de media y presentaron una mayor tasa de crecimiento de la cabeza que aquellos que recibieron la dosis estándar de DHA. El ensayo mostró además que una mayor ingesta de DHA no tiene efectos adversos sobre el desarrollo de los bebés prematuros.

Los investigadores observaron que la pequeña diferencia en el crecimiento de la cabeza se asoció con un aumento moderado, aunque significativo, en el desarrollo mental. No obstante, no estaría claro si esta diferencia puede ser considerada clínicamente relevante, por lo que se hace necesario investigar más a fondo esta asociación.

referencias

  1. Collins C. T. et al. Pre- and post-term growth in pre-term infants supplemented with higher-dose DHA:
    a randomised controlled trial. British Journal of Nutrition. 2011.