Noticias

Una ingesta elevada de vitamina A y/o betacaroteno no parece aumentar el riesgo de fracturas

mayo 15, 2013

De acuerdo con un reciente estudio australiano, la ingesta regular a largo plazo de suplementos de vitamina A y betacaroteno en altas dosis no aumenta el riesgo de fracturas osteoporóticas o de otro tipo; el betacaroteno podría incluso tener un efecto preventivo.

El estudio de intervención documentó los casos de fracturas entre 2322 adultos que estuvieron previamente expuestos a asbestos. Estos recibieron inicialmente una dosis de 25 000 UI de vitamina A (palmitato de reti-nol) al día (7,5 mg de equivalentes de retinol, ER), 30 mg de betacaroteno al día o 0,75 mg de betacaroteno al día durante 6 años, después de lo cual, todos los participantes recibieron 25 000 UI de vitamina A al día durante 10 años (1). Los resultados del estudio mostraron que los participantes que tomaron dosis altas de vitamina A durante un máximo de 16 años no presentaban un mayor riesgo de fracturas osteoporóticas o de otro tipo. Sin embargo, una mayor duración de la suplementación con betacaroteno se asoció con una reduc-ción del riesgo de fractura en los hombres.

Los investigadores señalaron que, aunque la vitamina A y el betacaroteno (un precursor de la vitamina A) contribuyen a la ingesta de vitamina A, no todo el betacaroteno se convierte en retinol, por lo que no nece-sariamente tienen el mismo efecto sobre los huesos. Dos estudios observacionales ya habían sugerido una relación protectora entre el betacaroteno y el riesgo de fracturas, posiblemente debido a la capacidad antioxidante de éste (2, 3).

Los estudios observacionales que han examinado el uso de suplementos de vitamina A en relación con el riesgo de fractura han arrojado distintos resultados hasta ahora. En el Iowa Women’s Health Study, en el que se hizo un seguimiento de más de 34 000 mujeres postmenopáusicas durante un promedio de 9,5 años, se sugirió un aumento del riesgo de fractura de cadera entre las consumidoras de suplementos de vitamina A (4). No obstante, no se demostró una relación dosis-respuesta ni las fracturas de cadera se asociaron con la ingesta dietética o con el consumo total de retinol. Por otra parte, el estudio observacional Women’s Health Initiative, que incluyó a más de 75 000 mujeres postmenopáusicas, la ingesta total de retinol (a partir de los alimentos y de los suplementos) durante un promedio de 6,6 años no se asoció con el riesgo de fractura de cadera o de cualquier otro tipo de fractura (5). Hasta la fecha, todos los estudios observacionales realizados en este campo han incluido únicamente a mujeres y se han centrado en su mayoría en mujeres postmenopáusicas, mientras que el presente estudio trabajó con hombres y mujeres de distintos grupos de edad.

referencias

  1. Ambrosini G. L. et al. No dose-dependent increase in fracture risk after long-term exposure to high doses of retinol or beta-carotene. Osteoporos Int. 2013; 24:1285–1293.
  2. Sahni S. et al. Protective effect of total carotenoid and lycopene intake on the risk of hip fracture: a 17-year follow-up from the Framingham Osteoporosis Study. J Bone Min Res. 2009; 24:1086–1094.
  3. Zhang J. et al. Antioxidant intake and risk of osteoporotic hip fracture in Utah: an effect modified by smoking status. Am J Epidemiol. 2006; 163:9–17.
  4. Lim L. S. et al. Vitamin A intake and the risk of hip fracture in postmenopausal women: the Iowa Women’s Health Study. Osteopor Int. 2004; 15:552–559.
  5. Caire-Juvera G. et al. Vitamin A and retinol intakes and the risk of fractures among participants of the Women’s Health Initiative Observational Study. Am J Clin Nutr. 2009; 89:323–330.