Noticias

Una mayor ingesta de hierro podría reducir los problemas de comportamiento en bebés con bajo peso al nacer

diciembre 21, 2012

Según un reciente estudio realizado en Suecia, la administración de suplementos de hierro a bebés nacidos con un bajo peso puede disminuir el riesgo de padecer más tarde problemas conductuales como el TDAH.

En el ensayo controlado aleatorizado, se administró a 285 bebés con un peso ligeramente bajo al nacer (BPN) 0, 1 o 2 mg/kg diarios de suplementos de hierro desde las seis semanas hasta los seis meses de edad (1). Cuando los bebés cumplieron tres años y medio, se evaluó su inteligencia y conducta junto con los de otros 95 niños que tuvieron un peso normal al nacer. Los resultados del estudio revelaron que no había diferencias significativas en el CI de los niños de ambos grupos. Sin embargo, sí se observó un efecto importante de los suplementos de hierro en trastornos de la conducta como el déficit de atención con hiperactividad (TDAH): De los bebés del grupo de BPN que no recibieron suplementos de hierro, el 12,7 por ciento mostró signos de problemas conductuales frente al 2,9 por ciento del grupo que recibió 1 mg y el 2,7 por ciento del grupo que recibió 2 mg. En el grupo de control, este porcentaje fue del 3,2 por ciento.

Los investigadores concluyeron que la suplementación con hierro a bebés con BPN no afecta la función cognitiva a los 3,5 años de edad, pero sí reduce significativamente la prevalencia de los trastornos de conducta. En su opinión, podría haber una relación causal entre la deficiencia de hierro en bebés y a aparición de estos problemas más adelante. Sin embargo, se necesitarían más estudios para evaluar la eficacia de esta media.

Los niños que padecen TDAH pueden experimentar síntomas de un bajo control de sus impulsos, hiperactivi-dad y problemas de atención. Estos síntomas pueden afectar al rendimiento en el colegio y en el trabajo. Se sabe que la deficiencia de hierro puede causar síntomas parecidos a los del TDAH, como los déficits de atención. Estudios anteriores han demostrado que los niños con TDAH que tenían los niveles más bajos de hierro presentaban síntomas más graves de hiperactividad, impulsividad y falta de atención (2). Se ha sugerido que la administración de suplementos a niños con deficiencia de hierro podría protegerlos de los efectos dañinos del plomo, un factor del entorno cuya exposición puede provocar problemas con la dopa-mina, uno de los neurotransmisores asociados al el TDAH.

referencias

  1. Berglund S. K. et al. Effects of iron supplementation of LBW infants on cognition and behavior at 3 years. Pediatrics. Published online December 2012.
  2. Konofal E. et al. Iron deficiency in children with attention-deficit/hyperactivity disorder. Archive of Pediatrics and Adolescent Medicine. 2004; 158(12):1113–1115.