Noticias

La deficiencia de vitamina B1 suele estar subdiagnosticada

octubre 6, 2014

Científicos advierten que, especialmente en el caso de pacientes de alcoholismo, anorexia o SIDA, la deficiencia de tiamina, que causa daños cerebrales, se pasa por alto en exámenes clínicos hasta en un 80 % de los casos.

Según neurólogos estadounidenses, la deficiencia de vitamina B1 puede causar una enfermedad cerebral potencialmente fatal llamada encefalopatía de Wernicke (1). Los síntomas pueden incluir confusión, alucinaciones, coma, pérdida de cordinación muscular y problemas en la visión tales como visión doble o movimientos de ojos involuntarios. Este trastorno es un ejemplo de una amplia variedad de enfermedades, llamadas encefalopatías, causadas por desórdenes metabólicos y sustancias tóxicas. La encefalopatía aguda tiene una rápida aparición, de entre horas y días y normalmente se debe a factores tóxicos y metabólicos. Si no se trata, la encefalopatía de Wernicke puede evolucionar en síndrome de Korsakoff, el cual se caracteriza por una pérdida grave de memoria y la incapacidad de formar recuerdos. Debido a que puede ocurrir un daño cerebral permamente, se necesita un enfoque organizado para alcanzar un diagnóstico preciso y rápido.

La deficiencia de tiamina suele estar subdiagnosticada. Aunque estudios clínicos han encontrado una tasa de 0,13 % o menos, estudios de autopsias muestran una prevalencia de hasta el 2,8 %. Especialmente en pacientes de alcoholismo, anorexia o SIDA, los exámenes clínicos fallan en diagnosticar esta deficiencia en 75 a 80 % de los casos, apuntaron los neurólogos. La encefalopatía de Wernicke es una emergencia médica que requiere de tratamiento inmediato con tiamina, por inyección o vía intravenosa. No tratada, la deficiencia puede producir daño cerebral irreversible y muerte, con una mortalidad estimada del 20 %.

 

referencias

  1. McCoyd M. et al. Not enough vitamin B1 can cause brain damage. Scientific American Medicine. Published online September 2014.