Luteína y Zeaxantina

La luteína y zeaxantina son dos de los carotenoides más abundantes en la dieta de los países industrializados. Los nombres de ambas reflejan su amarillo color natural (en latín ‘luteus' y en griego 'xanthos' significa 'amarillo').

Estos carotenoides están presentes de forma notablemente concentrada en la verdura de hoja verde. El color amarillo de la luteína y zeaxantina no es predominante porque estos alimentos también contienen otros pigmentos.

Puesto que el cuerpo humano no puede producir luteína y zeaxantina, es necesario obtenerlas a través de los alimentos. La luteína está presente en los ojos, sangre, piel, cerebro y pecho.

A diferencia del betacaroteno, el cuerpo no puede convertir la luteína y la zeaxantina en vitamina A (retinol).

Al ser antioxidantes, que potencialmente protegen el cuerpo contra los efectos de los radicales libres nocivos para las células, la luteína y la zeaxantina han sido asociadas a la prevención de enfermedades, especialmente las enfermedades oculares relacionadas con la edad.

Funciones para la salud

Los carotenoides pueden absorber la luz en el espectro visible (1). En los ojos, la luteína y zeaxantina absorben eficientemente la luz azul. Los antioxidantes, al reducir la cantidad de luz azul que alcanza las estructuras visuales críticas, podrían proteger los ojos contra daños oxidativos inducidos por la luz (2).

Reducción del riesgo de enfermedad

El aporte dietético de luteína y zeaxantina fue asociado con un menor riesgo de cáncer en un estudio de seis años realizado a más de 58.000 hombres holandeses (3), mientras que otros estudios no mostraron esta asociación (Véase también betacaroteno). .

Leer más

Lo que debe saber sobre el luteína y zeaxantina

  • Otras aplicaciones

    Diversos estudios han sugerido que la luteína y zeaxantina podrían disminuir el riesgo de desarrollar degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y cataratas.

  • Recomendaciones para el consumo

    Debido a la falta de datos científicos, actualmente no existen recomendaciones dietéticas para la luteína y zeaxantina.

  • Situación de consumo

    Actualmente, existen muy pocos datos disponibles sobre el consumo de luteína y zeaxantina.

  • Deficiencia

    De momento, no hay una definición bien establecida de la deficiencia de luteína y zeaxantina.

  • Fuentes

    La luteína y la zeaxantina están presentes en una variedad de fruta y verdura: La verdura de hoja verde, como la espinaca y la col rizada, es una fuente especialmente rica en luteína y zeaxantina.

  • Seguridad

    No se han registrado toxicidades o efectos adversos para la luteína y la zeaxantina (25, 26).

  • Bibliografía

    Consulte la lista completa de referencias científicas.