Coenzima Q10

La coenzima Q10 puede ser sintetizada por el organismo humano; de ahí que no se la considere una vitamina (1). Además se consume en la dieta.

La coenzima Q10 forma parte de la familia de las ‘ubiquinonas’, cuyo nombre hace referencia a la presencia de estos compuestos liposolubles en prácticamente todos los organismo vivos. La ubiquinona presente en los humanos se denomina ubidecarenona o coenzima Q10 (2).

La coenzima Q10 tiene una función esencial en los procesos de generación de energía, los cuales tienen lugar en las mitocondrias de las células como parte de la cadena de transporte de electrones.

Funciones para la salud

La conversión de energía de los carbohidratos y los lípidos en la forma de energía que utilizan las células (‘adenosina trifosfato’ ATP) También se pueden encontrar altas concentraciones de coenzima Q10 en la membrana de los ‘lisosomas’, componentes especializados dentro de las células que digieren restos celulares. La coenzima Q10 es necesaria para una función óptima de las enzimas digestivas dentro de las ‘lisosomas’ (2, 3).

Reducción del riesgo de enfermedad

Se cree que el daño oxidativo que los radicales libres ocasionan en las estructuras celulares desempeña un papel importante en el deterioro funcional que acompaña al envejecimiento (5).

Leer más

Lo que debe saber sobre el coenzima Q10

  • Otras aplicaciones

    La suplementación de coenzima Q10 ha propiciado la mejoría clínica en algunos pacientes con varios tipos de problemas genéticos mitocondriales (‘encefalomiopatías mitocondriales’), anomalías hereditarias en la función de generación de energía mitocondrial. En estos raros casos con defectos genéticos en la síntesis de la coenzima Q10, la suplementación con coenzima Q10 ha supuesto una mejoría sustancial (13).

  • Recomendaciones para el consumo

    Actualmente no existen recomendaciones específicas para la ingesta de la coenzima Q10 por parte de las agencias sanitarias.

  • Situación de consumo

    Se estima que la ingesta media diaria de CoQ10 es de unos 10 mg en los países europeos (57, 58).

  • Deficiencia

    Generalmente se supone que la síntesis normal del organismo y una alimentación variada aportan suficiente coenzima Q10 en individuos sanos (58).

  • Fuentes

    La coenzima Q10 es producida en la mayoría de los tejidos humanos por el propio organismo. Dado que requiere vitamina B6 para sintetizarse, una nutrición adecuada de vitamina B6 es esencial para la producción de la coenzima Q10 (61).

  • Seguridad

    No se conocen efectos adversos importantes derivados de la suplementación por vía oral con coenzima Q10 en dosis de hasta 1.200 mg/día durante 16 meses (39) y 600 mg/día durante 30 meses (45).

  • Bibliografía

    Consulte la lista completa de referencias científicas.