Vitamina C

La vitamina C es una vitamina hidrosoluble, también conocida como ácido ascórbico. Antes incluso de su descubrimiento, los médicos se dieron cuenta de que tenía que haber un compuesto en los cítricos que previene el escorbuto, una enfermedad que mataba a muchos marineros hace algunos siglos. Investigaciones posteriores revelaron que los humanos dependen de fuentes externas para cubrir sus necesidades de vitamina C, mientras que la mayoría de los animales puede sintetizar la vitamina C en su organismo (1).

Funciones para la salud

La vitamina C es necesaria para la síntesis del colágeno, un importante componente estructural de los vasos sanguíneos, tendones, ligamentos y huesos.

Reducción del riesgo de enfermedad

Los resultados de la mayoría de los estudios prospectivos anteriores indican que una ingesta baja o deficiente de vitamina C está relacionada con un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares y que un modesto consumo de unos 100 mg/día son suficientes para una reducción máxima del riesgo de enfermedades cardiovasculares en hombres y mujeres no fumadores (2).

Leer más

Lo que debe saber acerca de la vitamina C

  • Otras aplicaciones

    Las personas con ateroesclerosis ven reducida su capacidad de relajar o dilatar los vasos sanguíneos.

  • Recomendaciones para el consumo

    Mientras que en 1993 el Comité Científico Europeo de la Alimentación (36) definió ingestas de referencia para la población (PRI por sus siglas en inglés) para la vitamina C, sociedades europeas de nutrición, como las de Alemania, Austria y Suiza (62) definieron aportes dietéticos recomendados (RDA por sus siglas en inglés) para la vitamina C en el año 2000.

  • Situación de consumo

    Sondeos sobre nutrición realizados en diversos países europeos, como Austria (37), Irlanda (38) o los Países Bajos (39), sugieren que sólo en torno al 50% de la población cumple las recomendaciones nacionales de ingesta de vitamina C.

  • Deficiencia

    Una deficiencia grave de vitamina C es rara en los países desarrollados puesto que se puede evitar con tan sólo 10 mg de vitamina C diarios (3).

  • Fuentes

    Existen diversas frutas y verduras con un alto contenido de vitamina C, entre ellas, las fresas, naranjas, pomelo, pimiento rojo, brócoli y otras.

  • Seguridad

    Aunque se ha sugerido una serie de problemas (p. ej., defectos de nacimiento, cáncer, ateroesclerosis, aumento del estrés oxidativo, cálculos renales) con grandes dosis de vitamina C en informes de casos, ninguno de estos efectos adversos para la salud se ha confirmado, y no existen pruebas científicas fiables de que una gran cantidad de vitamina C (hasta 10 g/día en adultos) sea tóxica o perjudicial para la salud.

  • Bibliografía

    Consulte la lista completa de referencias científicas.