Vitamina E

El término vitamina E abarca ocho compuestos liposolubles relacionados presentes en la naturaleza: cuatro tocoferoles (alfa-, beta-, gamma- y delta-) y cuatro tocotrienoles (alfa-, beta-, gamma- y delta-). En los humanos, sólo el alfa-tocoferol es seleccionado específicamente y enriquecido por el hígado, por lo tanto, es el más abundante en el cuerpo humano (1). Las otras formas de vitamina E son metabolizadas con rapidez y están presenten en concentraciones mucho menores. Por ello, el Consejo de Alimentación y Nutrición recomendó en 2000 el establecimiento de aportes recomendados de vitamina E en base al alfa-tocoferol (2).

La forma de alfa-tocoferol presente en las plantas es el RRR-Alfa-tocoferol (también conocido como natural o d-alfa-tocoferol). La forma de vitamina E utilizada principalmente para enriquecer alimentos y en suplementos dietéticos es el todo-rac-alfa-tocoferol (sintético o dl-alfa-tocoferol). Contiene RRR-Alfa-tocoferol y siete formas muy similares de alfa-tocoferol. El todo-rac-alfa-tocoferol es ligeramente menos activo biológicamente que el RRR-Alfa-tocoferol (~26% menos); actualmente se está discutiendo una revisión de esta definición.

La deficiencia de vitamina E no se manifiesta de forma tan prominente como el escorbuto (deficiencia de vitamina C) o el raquitismo (deficiencia de vitamina D). Sin embargo se han descrito trastornos hereditarios poco usuales que resultan en una deficiencia de vitamina E. Si no se tratan, estos trastornos pueden causar daños nerviosos, debilidad muscular, pérdida de la capacidad de andar o ceguera.

Funciones para la salud

La principal función de la vitamina E (alfa-tocoferol) en los humanos parece ser la de un antioxidante.

Reducción del riesgo de enfermedad

Los resultados de al menos cinco grandes estudios observacionales sugieren que un mayor consumo de vitamina E está asociado con un menor riesgo de ataques al corazón (infarto de miocardio) o de muerte a causa de enfermedades cardiacas tanto en mujeres como en hombres.

Leer más

Lo que debe saber acerca de la vitamina E

  • Otras aplicaciones

    Los resultados de ensayos clínicos que han utilizado la vitamina E para el tratamiento de enfermedades cardiacas no son unánimes.

  • Recomendaciones para el consumo

    El mayor problema para hacer recomendaciones de vitamina E es la dependencia de la ingesta de ácidos grasos poliinsaturados (PUFA por sus siglas en inglés).

  • Situación de consumo

    De acuerdo con los datos de varios sondeos, la ingesta media de vitamina E en Europa va de 7 a 15 mg de alfa-tocoferol al día (62).

  • Deficiencia

    Se ha observado una deficiencia de vitamina E en personas con una desnutrición grave y con afecciones que ocasionan una mala absorción de las grasas de los alimentos (p. ej., niños con fibrosis cística).

  • Fuentes

    Las principales fuentes de vitamina E en la dieta (RRR-alfa-tocoferol, también conocido como natural o d-alfa-tocoferol) son, entre otras, los aceites vegetales (oliva, girasol y cártamo), los frutos secos, los cereales integrales y la verdura de hoja verde.

  • Seguridad

    Se han notado pocos efectos secundarios en adultos tomando suplementos de menos de 2.000 mg de vitamina E natural o sintética durante una semanas o pocos meses.

  • Bibliografía

    Consulte la lista completa de referencias científicas.