Vitamina K

La vitamina K liposoluble es esencial para el funcionamiento de diversas proteínas que participan en la coagulación de la sangre (1). Hay dos formas de vitamina K que se dan de forma natural: La vitamina K1 (filoquinona) es sintetizada por las plantas. Las formas de vitamina K2 (menaquinonas) están presentes principalmente en los productos lácteos, pero también son producidas en una cantidad inferior por las bacterias del tracto digestivo de los animales (2).

Junto a su clásico papel en la coagulación de la sangre, se han descrito diversos beneficios potenciales de la vitamina K para la salud. Cada vez hay más evidencias científicas de que diferentes formas de la vitamina K tienen un impacto distinto y acentuado en la reducción del riesgo de enfermedades.

Funciones para la salud

El único papel biológico de la vitamina K conocido inequívocamente es el de cofactor para una enzima que permite a ciertas proteínas retener el calcio (3, 4).

Reducción del riesgo de enfermedad

Extensos estudios epidemiológicos han demostrado una relación entre la vitamina K y la pérdida ósea relacionada con la edad (osteoporosis).

Leer más

Lo que debe saber acerca de la vitamina K

  • Recomendaciones para el consumo

    El Comité Científico de Alimentación Humana europeo no ha establecido ingestas de referencia para la población (PRI por sus siglas en inglés) para la vitamina K debido a la falta de información específica sobre las necesidades de vitamina K, pero considera adecuada una ingesta diaria de 1 microgramo (mcg) por kilogramo (kg) de peso corporal, cantidad proporcionada por una dieta normal (25).

  • Situación de consumo

    Sondeos realizados en algunos países europeos han aportado datos sobre la ingesta media de vitamina K: En el Reino Unido, la ingesta media era de 68 microgramos (mcg) por persona al día (28), mientras que en los Países Bajos la ingesta media diaria per cápita estimado era de 250 mcg (29).

  • Deficiencia

    Por lo que se sabe actualmente, la deficiencia de vitamina K no es común en adultos sanos puesto que la vitamina K está presente en muchos alimentos (ver Fuentes).

  • Fuentes

    La vitamina K1 (filoquinona), la principal forma dietética de la vitamina K, está presente sobre todo en la verdura de hoja verde, como la col rizada, el perejil y el brócoli, y en algunos aceites vegetales (de soja, semilla de algodón, canola y oliva).

  • Seguridad

    En las personas sanas no se conoce ningún riesgo de seguridad asociado con altas dosis de vitamina K1 (filoquinona) o formas de vitamina K2 (menaquinona) (27).

  • Bibliografía

    Consulte la lista completa de referencias científicas.