RSS

SHARE

FOLLOW

Sodio y cloruro
Causas

La deficiencia de sodio y cloruro de sodio no suele deberse a una ingesta inadecuada de alimentos, incluso en aquellas personas que siguen una dieta muy baja en sal (5).

 

Una concentración baja de sodio en el suero sanguíneo (menos de 136 mmol/litro) puede aumentar la retención de líquidos (‘hiponatremia dilucional’), debido a la secreción inadecuada de la ‘hormona antidiurética’ (ADH por sus siglas en inglés) o un aporte excesivo de agua.

 

Además, el aumento de la pérdida de sodio causada por vómitos o diarrea prolongados, una sudoración excesiva y persistente, el uso de algunos diuréticos y algunas formas de enfermedades renales, puede derivar en hiponatremia dilucional.

 

La hiponatremia ha sido reconocida como un problema potencial en personas que compiten en pruebas de resistencia, como una maratón (56). Los participantes que desarrollaron hiponatremia durante estas pruebas mostraron una sobrecarga de líquidos pese a haber tomado cantidades relativamente pequeñas, lo que sugiere que la excreción de líquidos fue insuficiente o la necesidad de líquidos de estos atletas de fondo puede ser inferior a la que se recomienda actualmente (57). Se ha especulado que el uso de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDs) puede aumentar el riesgo de hiponatremia asociada al ejercicio, dificultando la excreción de agua (58).

 

Síntomas

Los síntomas de una concentración baja de sodio en el suero sanguíneo (hiponatremia) incluyen dolor de cabeza, náusea, vómitos, calambres musculares, fatiga, desorientación y pérdida de conocimiento.

 

Las complicaciones de una hiponatremia severa y de progreso rápido pueden ser inflamación del cerebro ('edema cerebral’), convulsiones, coma y daño cerebral.

 

La hiponatremia aguda o severa puede ser mortal sin un tratamiento médico rápido y apropiado (59).