Dolor generalmente experimentado en el pecho, extendiéndose a veces a los brazos o la mandíbula, debido a la falta de aporte de oxígeno al músculo cardiaco.