Fracción de la dosis administrada de un compuesto que llega al sistema circulatorio (corazón, sangre y vasos sanguíneos) y es transportada hasta su lugar de acción (tejido sobre el que realiza su actividad).