Enfermedad por la cual ciertas mujeres sin diabetes previamente diagnosticada presentan altos niveles de glucosa en la sangre durante el embarazo.