Agentes que aumenta la excreción de orina por los riñones, provocando pérdida de agua.