Capa de células que recubre la superficie interior de los vasos sanguíneos, en contacto con la sangre que fluye a través del sistema circulatorio. Una buena función endotelial favorece la relajación y la apertura de un vaso sanguíneo (vasodilatación) e inhibe la formación de coágulos (agregación plaquetaria). 

En las enfermedades cardiovasculares, las arterias desarrollan placa aterosclerótica. La aterosclerosis afecta a la función endotelial normal aumentando el riesgo de estrechamiento de los vasos sanguíneos (vasoconstricción) y la formación de coágulos, lo cual puede derivar en un ataque al corazón (infarto de miocardio) o infarto cerebral (accidente cerebrovascular).