Enfermedad degenerativa hereditaria del cerebro. Los síntomas incluyen trastornos del movimiento y deterioro de la función cognitiva. Estos síntomas suelen aparecer en la cuarta década de vida y van empeorando progresivamente con el tiempo.