Enfermedad en la que se destruyen las células del cerebro (neuronas) y de la médula espinal. Con el tiempo esto provoca problemas en el control de los movimientos, el procesamiento de la información sensorial y la toma de decisiones.