En las evaluaciones de los efectos de intervenciones sanitarias, se trata de estudio en que se identifica a las personas de acuerdo a su estado de riesgo actual o exposición y se les hace un seguimiento a lo largo del tiempo para observar los resultados. Los estudios prospectivos examinan cómo un factor de riesgo o de protección sospechoso (p. ej., un determinado comportamiento alimentario) afecta a una patogénesis en concreto. Para ello se recluta primeramente a los participantes y se observa después cómo las exposiciones influyen en el riesgo de enfermedad de estos individuos a lo largo de meses o años.

Los estudios prospectivos proporcionan resultados más exactos y de mayor evidencia que los estudios retrospectivos.