Es el nivel de ingesta diaria de un nutriente que resulta suficiente para cubrir las necesidades. No obstante, se cree que la cantidad establecida no resulta tan adecuada para todas las personas de un grupo demográfico como la cantidad diaria recomendada (RDA). La AI se determina cuando no se ha establecido una RDA.