La PRI, denominada en muchos países ‘cantidad diaria recomendada (RDA)’, define una ingesta adecuada de nutrientes que la mayoría, si no todas, las personas de una población o de un grupo específico deberían obtener para satisfacer sus necesidades. Las PRIs han sido establecidas por el Comité Científico Europeo de la Alimentación Humana (SCF).