Los lípidos son sustancias grasas presentes en la sangre que pueden ser utilizadas por el organismo para transportar algunas vitaminas y constituyen una fuente de energía. Los lípidos de la sangre incluyen el colesterol y los triglicéridos. Algunos lípidos penetran en el cuerpo a través de los alimentos. Otros son creados dentro del propio cuerpo.