Es la presión arterial mínima durante el ciclo cardiaco y la segunda cifra en una lectura de la presión arterial (p. ej., 120/80).