Tema del mes

Alimentos de emergencia para poblaciones necesitadas

Julia Bird

agosto 28, 2018

Los conflictos, los desastres naturales y las epidemias crean emergencias nutricionales que a veces son difíciles de resolver. Las sequías y las inundaciones pueden arruinar las cosechas y provocar una grave escasez de alimentos. Las guerras y los desastres naturales, como los terremotos y las inundaciones, destruyen infraestructuras tales como carreteras y puentes y dificultan la obtención de alimentos allí donde se necesitan. Los conflictos armados o la agitación política ocasionan desplazamientos de población, lo que aparta a muchas personas de su tierra y su medio de vida. Las epidemias de enfermedades infecciosas pueden afectar a la población trabajadora y generar una grave escasez de mano de obra y una pérdida de ingresos en los hogares perjudicados. Para las personas afectadas por conflictos y catástrofes, es crucial acceder a alimentos ricos en nutrientes [1]. Las organizaciones humanitarias como el Programa Mundial de Alimentos han desarrollado alimentos especializados para ayudar a las víctimas de las emergencias nutricionales. ¿Cuáles son estos alimentos y cómo se utilizan? 

Alimentos de emergencia 

En los primeros días después de una catástrofe, hay una necesidad urgente de administrar a los afectados suficientes calorías, proteínas y micronutrientes para que conserven la salud. Los alimentos suministrados, sobre todo en las primeras etapas, deben estar listos para el consumo sin necesidad de cocinarlos. En general, estos alimentos están diseñados para ingerirse durante las dos primeras semanas tras el desastre [2]. Aunque los alimentos de emergencia pueden ser cualquier tipo de comestible siempre que sea seguro de consumir, portátil y nutritivo [2], a menudo se trata de galletas a causa de sus propiedades de conservación y su poco contenido de agua, que las hace fáciles de transportar y almacenar.  

Las organizaciones de ayuda humanitaria, como el Programa Mundial de Alimentos y UNICEF, utilizan galletas de alto contenido energético como alimento de emergencia [3,4]. Estas galletas están concebidas para ser sabrosas y contienen suficientes nutrientes para sobrevivir hasta 15 días. Otro ejemplo de alimento de emergencia es BP-5™, una barrita que puede lanzarse desde una altura de 200 metros, tiene una larga vida de almacenamiento (al menos cinco años) y también contiene todos los macro y micronutrientes necesarios para ayudar a la población en una emergencia [5].  

Ayuda alimentaria 

Los alimentos de emergencia están únicamente diseñados para situaciones en las que no es posible cocinar justo después de un desastre. En teoría, la situación se estabiliza en un par de semanas y permite que la gente vuelva a cocinar, aunque todavía necesiten que se les faciliten alimentos y suministros para ello. La ayuda alimentaria, como las cestas de alimentos del Programa Mundial de Alimentos, se adapta a la situación local y puede satisfacer enteramente las necesidades alimentarias o ser complementaria cuando hay escasez de alimentos pero siguen estando disponibles [3]. La cesta de alimentos suele contener un alimento básico amiláceo, como arroz o harina de cereales, una fuente de proteína en forma de legumbre, aceite vegetal fortificado, azúcar, sal y una ración de complementos para ayudar a las personas a satisfacer sus necesidades de vitaminas y minerales. Las organizaciones de socorro intentan utilizar alimentos locales para que los agricultores de la zona no pierdan su negocio. Los alimentos deben ser similares a los que come habitualmente la población y tener en cuenta las especificidades culturales para asegurar su consumo. Para mejorar la diversidad y el valor nutricional de la alimentación, debe alentarse la incorporación de productos agrícolas frescos a la ayuda humanitaria en zonas donde es posible la actividad agrícola o comercial. 

Alimentos terapéuticos listos para el consumo 

En situaciones catastróficas, las personas que tienen necesidades nutricionales especiales son las más vulnerables. Entre ellas figuran los recién nacidos, los bebés y las mujeres embarazadas, así como los ancianos y los enfermos. Para estas personas, la diferencia entre la vida y la muerte puede estar en los alimentos terapéuticos listos para el consumo (ATLC). En general, estos alimentos diseñados especialmente se suministran en forma de pasta dulce con base de cacahuetes u otras leguminosas, se distribuyen en una sola ración, no necesitan preparación especial y están formulados para ayudar a las personas con la malnutrición más grave a ganar peso de forma rápida y segura. Una característica principal de los ATLC es que son muy sabrosos.  

Bajo supervisión médica, los ATLC se pueden administrar en casa a pacientes con apetito para aportarles todos los nutrientes necesarios para su recuperación [6]. Solo deben utilizarse hasta que el paciente muestra una recuperación nutricional, por ejemplo, cuando ha recuperado peso suficiente y ya no presenta la característica hinchazón de las personas con malnutrición aguda grave.  

El producto más conocido es Plumpy’Nut, una pasta de cacahuetes y leche en polvo fortificada con vitaminas y minerales apta para niños de 6 meses de edad en adelante [7]. Sin embargo, hay otros ATLC que, con un valor nutricional similar, contienen otras fuentes de proteínas de sabor más neutro, menos riesgo de alergias y menor coste, como los garbanzos, que también pueden utilizarse para tratar la malnutrición grave [8, 9].  

El futuro de los alimentos de emergencia y los alimentos terapéuticos listos para el consumo 

La ayuda alimentaria es fundamental para ayudar a salvar vidas en catástrofes y emergencias. No obstante, estas situaciones de crisis se producen como resultado directo o indirecto de la acción humana. A escala mundial, algunos problemas fundamentales que originan catástrofes son el cambio climático, los gobiernos corruptos, la mala gestión de los recursos naturales, la pobreza y la falta de educación. Para reducir el número de personas con necesidad de ayuda alimentaria, es crucial abordar estos problemas con humanidad.  

Por otra parte, los principales organismos internacionales de ayuda humanitaria, como el Programa Mundial de Alimentos, se enfrentan actualmente a un déficit de financiación que merma su capacidad para cubrir las necesidades de los más vulnerables del mundo [10]. Esta situación ha provocado recortes en la cantidad de ayuda alimentaria que se proporciona a las poblaciones más desvalidas. Si ha leído todo el artículo, considere la posibilidad de hacer un donativo o de presentarse como voluntario en una organización benéfica que distribuya alimentos de emergencia o alimentos terapéuticos listos para el consumo entre poblaciones vulnerables.

referencias

  1. The Johns Hopkins and the International Federation of Red Cross and Red Crescent Societies. Food security and nutrition in emergencies. In Public health guide for emergencies, 2008.
  2. Institute of Medicine. High-Energy, Nutrient-Dense Emergency Relief Food Product. The National Academies Press: Washington, DC, 2002; p 156.
  3. Altman, M. A Food Basket That Fights Global Hunger. Medium May 20, 2016.
  4. Fleet, A. High Energy Biscuits; 2017; https://www.unicef.org/supply/files/High_Energy_Biscuit_UNICEF_PRODUCT_SPECIFICATION_21.03.2017.pdf.
  5. GC Rieber. BP-5™ Compact Food Product Description. 2018.
  6. UNICEF. READY-TO-USE THERAPEUTIC FOOD FOR CHILDREN WITH SEVERE ACUTE MALNUTRITION; 2013; https://www.unicef.org/media/files/Position_Paper_Ready-to-use_therapeutic_food_for_children_with_severe_acute_malnutrition__June_2013.pdf.
  7. Nackers, F.; Broillet, F.; Oumarou, D.; Djibo, A.; Gaboulaud, V.; Guerin, P.J.; Rusch, B.; Grais, R.F.; Captier, V. Effectiveness of ready-to-use therapeutic food compared to a corn/soy-blend-based pre-mix for the treatment of childhood moderate acute malnutrition in Niger. J Trop Pediatr 2010, 56, 407-413. 10.1093/tropej/fmq019.
  8. Choudhury, N.; Ahmed, T.; Hossain, M.I.; Islam, M.M.; Sarker, S.A.; Zeilani, M.; Clemens, J.D. Ready-to-Use Therapeutic Food Made From Locally Available Food Ingredients Is Well Accepted by Children Having Severe Acute Malnutrition in Bangladesh. Food Nutr Bull 2018, 39, 116-126. 10.1177/0379572117743929.
  9. Nga, T.T.; Nguyen, M.; Mathisen, R.; Hoa do, T.B.; Minh, N.H.; Berger, J.; Wieringa, F.T. Acceptability and impact on anthropometry of a locally developed ready-to-use therapeutic food in pre-school children in Vietnam. Nutr J 2013, 12, 120. 10.1186/1475-2891-12-120.
  10. Schemm, P. A widening budget gap is 8orcing the U.N. to slash food aid to refugees. The Huffington Post January 1, 2017.