MINERALES // Magnesio

Deficiencia

Causas

La deficiencia de magnesio en personas sanas que llevan una dieta equilibrada es poco frecuente, ya que el magnesio abunda tanto en los alimentos de origen vegetal como animal (1).

El riesgo de padecer una deficiencia de magnesio aumenta en individuos con trastornos gastrointestinales (p. ej., diarrea prolongada, enfermedad de Crohn, extracción quirúrgica de una parte del intestino), problemas renales (aumento de la pérdida de magnesio a través de la orina en la diabetes mellitus y uso de ciertos diuréticos a largo plazo) y alcoholismo crónico. Además, la absorción del magnesio en el tracto digestivo tiende a disminuir con la edad, mientras que la expulsión de magnesio a través de la orina tiende a aumentar con la edad (4).

Síntomas

A pesar de que es poco común que se dé una deficiencia de magnesio severa, se ha inducido experimentalmente en humanos: Aparte de un descenso de los niveles de magnesio en el suero sanguíneo (‘hipomagnesemia’), los signos de una deficiencia de magnesio incluyeron niveles de calcio bajos en la sangre (‘hipocalcemia’), niveles de potasio bajos en el suero sanguíneo (‘hipocalemia’), retención de sodio, síntomas neurológicos y musculares (p. ej., espasmos musculares), pérdida de apetito, náusea, vómitos y cambios de personalidad (3).