MINERALES // Magnesio

Fuentes

Puesto que el magnesio forma parte del pigmento verde (‘clorofila’) en las plantas, las verduras de hoja verde, como las espinacas, y algunas frutas como los plátanos son ricas en magnesio.

Los cereales no refinados (p. ej., el salvado de avena y el arroz integral) y los frutos secos (p. ej., las almendras y los cacahuetes) también tienen un alto contenido de magnesio.

La carne y la leche tienen un contenido medio de magnesio, mientras que los alimentos refinados son, en general, los que menos contenido tienen.

El aporte en el agua es variable; normalmente, el agua más dura posee una concentración más alta de sales de magnesio (4).

La mayoría de los suplementos de magnesio se presentan en forma de sales, como el óxido de magnesio, el gluconato de magnesio, el cloruro de magnesio y el citrato de magnesio (57). Pocos suplementos de multivitaminas y multiminerales contienen más de 100 mg de magnesio debido a su masa.