MINERALES // Potasio

Seguridad

Una concentración anormalmente alta de potasio en el suero sanguíneo (‘hipercalemia’) ocurre cuando la ingesta de potasio supera la capacidad de los riñones para eliminarlo. Una insuficiencia renal aguda o crónica, el uso de diuréticos ahorradores de potasio y una secreción hormonal insuficiente de aldosterona pueden derivar en la acumulación de un exceso de potasio debida a una menor expulsión de potasio a través de la orina.

La hipercalemia también puede deberse al paso del potasio intracelular a la circulación, que puede ocurrir con la ruptura de los glóbulos rojos (hemólisis) o el daño de tejidos (p. ej., trauma o quemaduras graves).

Dosis superiores a 18 gramos administrados de una vez por vía oral en personas que no están acostumbradas a tomar grandes cantidades pueden provocar una hipercalemia severa incluso en aquellos individuos que tienen una función renal normal.

Los síntomas de hipercalemia pueden incluir hormigueo en manos y pies, debilidad muscular y pérdida temporal de la función muscular (‘parálisis’). La complicación más grave de la hipercalemia es el desarrollo de un ritmo cardiaco anormal (‘arritmia cardiaca’) que puede desembocar en paro cardiaco (29).

Nivel máximo de ingesta tolerable

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (26) y el Consejo de Alimentación y Nutriciónestadounidense (25) han decidido que los datos existentes no son suficientes para establecer un nivel máximo para el potasio.

Reacciones adversas a los suplementos de potasio

Los efectos secundarios más comunes de los suplementos de potasio son los síntomas gastrointestinales, que incluyen náuseas, vómitos, molestias abdominales y diarrea. Tomar potasio con las comidas o en forma microencapsulada puede reducir los efectos gastrointestinales secundarios.

La reacción adversa más grave a la suplementación con potasio es una concentración elevada de potasio en el suero sanguíneo (‘hipercalemia’). A fin de prevenir la hipercalemia, es aconsejable seguir de cerca a las personas con una función renal anormal y a aquellas que toman medicamentos ahorradores de potasio (27,28).

Interacciones con fármacos

Advertencia: 
Debido a las posibles interacciones, los suplementos dietéticos no deben ser tomados con medicamentos sin consultar previamente a un profesional médico.