OLIGOELEMENTOS // Hierro

Otras aplicaciones

Advertencia: 
Todo tratamiento dietético o farmacológico con altas dosis de micronutrientes puede anular los mecanismos de control del cuerpo, por lo que las terapias con micronutrientes pueden ir asociadas a posibles efectos secundarios y toxicidades. No es recomendable utilizar altas dosis de micronutrientes sin supervisión médica.

Anemia

El uso más importante de los suplementos de hierro se da en el tratamiento de la anemia causada por una deficiencia de hierro. La anemia puede estar originada por numerosas condiciones, como pérdidas menstruales, embarazo, donación de sangre, úlceras sangrantes, operaciones (antes y después), y por enfermedades crónicas como el cáncer y la insuficiencia renal (18).

El tratamiento para la anemia debe estar dirigido y supervisado por un profesional de la salud, quien tendrá que buscar en primer lugar la causa subyacente de que los niveles hierro sean bajos.

Síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de las piernas inquietas (SPI) es un desorden neurológico del movimiento, a menudo asociado a trastornos del sueño, caracterizado por sensaciones desagradables que resultan en una necesidad incontrolable de mover las piernas (19). El SPI ocurre en algunas personas que tienen deficiencia de hierro, y algunos pacientes con este síndrome mejoran con la suplementación de hierro.

Se ha sugerido que unas concentraciones bajas de hierro en determinadas áreas del cerebro pueden afectar en el SPI (20, 21). Se desconoce el mecanismo por el cual una baja concentración de hierro en el cerebro contribuye al SPI, pero puede que esté relacionado con el hecho de que la actividad de una enzima dependiente del hierro sea un factor restrictivo en la síntesis del neurotransmisor dopamina.