Vitamina A // Retinol

Situacion de consumo

Los sondeos realizados en diversos países sugieren que los patrones de ingesta varían considerablemente dentro de Europa y en EE. UU. El número de personas con riesgo de una deficiencia de vitamina A depende del aporte de vitamina A total, que se define como preformada (retinol) y provitamina A (p. ej., betacaroteno). 

Los datos del sondeo muestran que es posible una ingesta elevada de provitamina A en condiciones especiales (como en el caso de veganos y vegetarianos), pero la ingesta de vitamina A preformada (retinol) es a menudo críticamente baja y no cumple las recomendaciones.

De acuerdo con el último estudio de consumo alemán (25), un 15% de los hombres y un 10% de las mujeres están por debajo del valor de referencia recomendado para la vitamina A (retinol). Además, el estudio demuestra que el precursor de la vitamina A betacaroteno contribuye notablemente a la ingesta total de vitamina A.

En los Países Bajos, la ingesta media de los hombres superaba las recomendaciones holandesas de 1.000 microgramos de equivalentes de la actividad del retinol/día para adultos, mientras que la ingesta media de las mujeres era un 5% inferior a los 800 microgramos/día recomendados por la UE (26).

En UK, el 50% de los hombres y el 49% de las mujeres no cumplían las recomendaciones nacionales actuales del Reino Unido para la vitamina A (27).

Igualmente, en Irlanda, la ingesta media diaria para hombres y mujeres estaba considerablemente por debajo de las recomendaciones nacionales (28).

En Austria, la ingesta media de los hombres era de entre un 105 y un 125% del aporte dietético recomendado(ADR) para todos los grupos de edad. La ingesta en las mujeres mayores de 56 años iba del 125 al 160% del ADR (29)

Los grupos de riesgo de un aporte inadecuado de vitamina A son sobre todo las mujeres embarazadas y lactantes, los recién nacidos, los niños con frecuentes infecciones, las personas mayores y las personas que evitan alimentos de origen animal.

La falta de vitamina A se puede dar como una deficiencia primaria o secundaria. Una deficiencia primaria de vitamina A se da en los niños y adultos que no consumen una cantidad adecuada de verdura amarilla y verde, fruta e hígado. Un destete temprano también puede aumentar el riesgo de una deficiencia. La deficiencia secundaria de vitamina A está asociada a la incapacidad crónica de absorber lípidos (malabsorción), dietas bajas en grasas y una exposición crónica a oxidantes como el fumar cigarrillos.